Es uno de los idiomas más curiosos del mundo

Esperanto: ¿qué es exactamente y por qué fracasó?

Hay miles de alumnos aprendiendo el esperanto

Esperanto: ¿qué es exactamente y por qué fracasó?
Esperanto: ¿qué es exactamente y por qué fracasó?

En la actualidad el inglés es el idioma más hablado del mundo, seguido del chino. En la antigüedad se creó el esperanto como una lengua internacional para que personas de los cinco continentes pudieran comunicarse. Se creó a partir de lenguas eslavas, latinas y germánicas, pero terminó siendo un absoluto fracaso.

Sí hubo quienes lo aprendieron e incluso lo hablaron, y se considera que fue L. L. Zamenhof, un oftalmólogo polaco, quien lo inventó. A finales del siglo XIX publicó las bases del esperanto, y lo hizo no para que el resto de lenguas que existían en el mundo quedaran relegadas a un segundo plano, sino para dar una lengua internacional que fuera sencilla y rápida de aprender.

Más de un siglo después ha quedado claro que el esperanto fracasó, y en la actualidad es el inglés el idioma más hablado del mundo. Ninguno de nosotros utilizamos el esperanto para comunicarnos con personas de otros países que no hablan el español, pero, según datos oficiales, tiene unos 100.000 hablantes a nivel global.

Historia y evolución del esperanto

El origen del esperanto se remonta hasta el año 1887. Desde entonces hasta el día de hoy ha evolucionado, aunque de forma muy lenta y sin grandes cambios. Se dice que es muy fácil de aprender, y algunos expertos aseguran que es hasta 10 veces más sencillos que el inglés.

La gramática del esperanto se resume en 16 reglas gramaticales y el alfabeto es 100% fonético. Las terminaciones regulares se añaden a la raíz para crear palabras combinando prefijos, sufijos y raíces.

Teniendo todo esto en cuenta, ¿por qué fracasó el esperanto? Son varias las razones. En primer lugar, muchos hablantes no aceptaron las diferentes propuestas del idioma. En segundo lugar, hubo quienes no estuvieron dispuestos a hablar una lengua que había sido construido de forma «artificial» en base a grandes idiomas europeos. Y, en tercer y último lugar, el vocabulario literario del esperanto es demasiado extenso.

Por estas razones el esperanto no tuvo la acogida esperada en un primer momento. Sin embargo, no hay que olvidar que más de un siglo después hay algunas personas que hablan este idioma en varios pueblos de Europa y, además, está reconocido en instituciones derivadas de la ONU como UNICEF y la UNESCO.

Y, por último, cabe señalar que hay 800.000 personas que actualmente están estudiando este idioma. La Asociación Universal de Esperanto tiene miles de miembros en 120 países de todo el mundo.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias