Alimentos

Cuidado, esta es la comida que te puede producir una intoxicación este verano

Intoxicación en verano
Comida con amigos

Aunque las intoxicaciones alimentarias se pueden producir en cualquier momento del año, son mucho más frecuentes en verano por las altas temperaturas. Para evitar que las bacterias peligrosas contaminen los alimentos, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda prestar especial atención a la higiene y la adecuada manipulación de los alimentos, sobre todo si se van a consumir en crudo.

Además, a la hora de preparar determinados platos, como la tortilla patata, hay que tener mucho cuidado con los ingredientes, en este caso los huevos. Hay que atender a la forma de conservarlos y consumirlos, sobre todo en la época estival para evitar enfermedades como la salmonelosis.

La infección por salmonella, o salmonelosis, es una enfermedad bacteriana que afecta al intestino. La principal vía de transmisión de la bacteria de la salmonela son los alimentos contaminados. Los síntomas más comunes son la diarrea, los calambres abdominales y la fiebre, que ocurren en las primeras 8/72 horas tras la ingesta.

Trucos para preparar tortilla de patata

La tortilla de patata es uno de los platos más tradicionales de la gastronomía en España. En verano es muy frecuente servirla cuando tenemos una comida con amigos y familiares, pero debemos tener mucho cuidado ya que el huevo cuajado no debe permanecer más de dos horas a temperatura ambiente.

Para evitar las intoxicaciones alimentarias, la Comunidad de Madrid da una serie de consejos para elaborar y conservar la tortilla de patata sin riesgo de sufrir una salmonelosis.

Lo primero y más importante es la adecuada conservación de los huevos. Una vez los compramos, tenemos que guardarlos en la nevera sin haberlos lavado previamente. Al cascarlos, no tenemos que hacerlo en el plato que vayamos a utilizar para batirlos porque la salmonella puede estar presentar en la cáscara. Tampoco tenemos que utilizar la cáscara para separar la yema de la clara.

En la época estival, tenemos que asegurarnos de que el huevo queda bien cuajado. Si nos gusta la tortilla de patata poco hecha, siempre podemos utilizar huevo pasteurizado.

Una vez la tengamos lista, debemos conservarla en la nevera hasta el momento del consumo. La tortilla de patata dura hasta dos días en la nevera. Pasado este tiempo, es mejor no consumirla.

Al momento de servirla, la tortilla nunca debemos ponerla en el mismo plato que hemos usado para darle la vuelta. Podría producirse una contaminación cruzada de los restos de huevo crudo que queden en el plato con la tortilla.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias