Cuerpo humano

Cuáles son las diferencias entre una verruga y un lunar

Las diferencias entre una verruga y un lunar son fáciles de detectar.

Cuáles son las diferencias entre una verruga y un lunar
Diferencias entre una verruga y un lunar

Las diferencias entre una verruga y un lunar son fáciles de detectar. Aunque mucha gente acaba confundiendo ambos elementos, podemos tener claro que se trata de dos imperfecciones de la piel diferenciadas. Estas formaciones cutáneas son sencillas de detectar y debemos saber diferenciarlas para poder tratar, especialmente el caso de la verruga, pero también hay que estar pendiente de los lunares.

Diferencias entre verruga y lunar

  • Un lunar es una mancha pigmentada que muchas personas tienen. No siguen ningún patrón, pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y en general se consideran tumores benignos. En medicina se llaman nevus melanocítico, según estudios es muy frecuente en personas caucásicas. Su tonalidad suele ser marrón en la mayoría de los casos, pero puede acabar teniendo algunos matices en colores rojizos o negros.
  • Los lunares se caracterizan por tener los bordes definidos, no abultan y tienen solo unos milímetros de diámetro. No suelen crecer o expandirse, de hacerlo debemos acudir al dermatólogo. Para poder desestimar cualquier enfermedad relacionada con estas manchas en la piel es recomendable que nos hagan un estudio, cualquier anomalía siempre será mejor detectarla a tiempo.Cuáles son las diferencias entre una verruga y un lunar
  • Si vemos que un lunar empieza a tener los bordes irregulares, molesta o incluso llega a sangrar puede ser un claro síntoma de que ese tumor benigno ha sufrido unos cambios que deben tratarse de inmediato.
  • Las verrugas son bultos en la piel, suelen tener una textura rugosa. Entre los especialistas se llaman acrocordón que es un fibroma contagioso que aparece generalmente en personas obsesas. En general las verrugas están producidas por el virus del papiloma y no son contagiosas.
  • Este elemento tiene un color marrón o negro, aparece en manos, piernas o genitales. A diferencia de los lunes crece por medio de un tallo carnoso unido con la piel y por eso tiene un volumen mayor.
  • Algunos especialistas apuntan que aparece por el roce con la piel en aquella zona, aunque su origen no está del todo determinado. Al igual que los lunares, las verrugas también deben tener un seguimiento. Pueden ser especialmente perjudiciales en los genitales en caso de aparecer, existe un riesgo mayor de cáncer cervical y vulvar.

Con estas definiciones podremos distinguir casi a simple vista un lunar de una verruga, de esta manera no cometeremos el error de aplicarles un tratamiento similar. Las verrugas en general, las debe retirar un especialista y nunca debemos tirar de ellas o intentar quitarlas por nuestra cuenta.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias