Títulos nobiliarios: ¿Cuál es el más importante?

Títulos nobiliario
Títulos nobiliarios: ¿Cuál es el más importante de todos?
Comentar

Antes debemos diferenciar entre títulos nobiliarios y reales

Aunque muchos de nosotros no tengamos ninguna relación con los duques, condes y marqueses de la alta sociedad, es importante que conozcamos la verdadera importancia de este privilegio, así como su grado de influencia. En el año 2011, existían más de 2.800 títulos nobiliarios registrados en nuestro país. Incluidos principalmente entre las diez mayores casas ducales de España, como la de Alba, Medinaceli o Villahermosa.

Sin embargo, antes de embarcarnos en esta materia, debemos aclarar que la monarquía posee su propia jerarquía y títulos reales.

¿Cómo se organiza la monarquía española?

Títulos nobiliarios
En Europa, todas las monarquías funcionan de manera similar.

Cada país posee sus propios rangos de manera independiente. Sin embargo, la realeza europea sí que comparte ciertas características, presentes también en la monarquía española. Como todos sabéis, esta posee tres títulos reales principales: el Rey o la Reina, que es el titular absoluto de la Corona; el Príncipe o la Princesa, heredero legítimo de la misma; y los Infantes de España, que son todos los hijos del Rey que no optan al primer cargo, al igual que los sucesores del Príncipe o la Princesa de Asturias.

Por debajo, encontramos otra clase de títulos que son otorgados por el Rey a miembros extraordinarios de su familia. Aunque estos no forman parte del círculo monárquico más próximo. Tienen carácter vitalicio y no pueden ser heredados.

Títulos nobiliarios en España

Títulos nobiliarios
El escritor recibió en 2011 el título de Marqués de Vargas Llosa.

Los títulos nobiliarios son una distinción simbólica y honorífica, que no cuenta con ningún privilegio legal ni fiscal. De hecho, estos cargos deben abonar un impuesto correspondiente a su titularidad. Son concedidos por el Rey a personalidades de todos los ámbitos: política, cultura, deporte, economía… Todos ellos poseen una dignidad de Ilustrísimos Señores, a excepción de los Grandes de España, que van acompañados de un tratamiento de Excelentísimos Señores.

El orden de importancia impuesto en los títulos nobiliarios es el siguiente: Duque, Marqués, Conde, Vizconde, Barón y Señor. Por supuesto, aquellos que tengan el distintivo de Grandes de España, serán portadores de un privilegio superior al resto de rangos.

Últimas noticias