El Premio Planeta se continuará entregando en Barcelona aunque su sede esté en Madrid

Dolores Redondo, ganadora del premio Planeta 2016.
Dolores Redondo, ganadora del premio Planeta 2016.

El Premio Planeta se continuará fallando y entregando en Barcelona, a pesar de que el Grupo Planeta decidiera esta semana trasladar su sede social a Madrid por la situación en Cataluña, según ha explicado hoy el presidente de la compañía editorial, José Creuheras.

En la habitual conferencia de prensa de la víspera del Premio Planeta, Creuheras ha dicho: "Puedo asegurar hoy que nuestra decisión es seguir celebrando el Premio Planeta en Barcelona".

Creuheras ha recordado que "las tres primeras ediciones del Premio Planeta se entregaron en Madrid, pero después se trasladó a Barcelona y nuestra intención es seguir entregándolo en Barcelona".

En nombre del jurado, el editor Emili Rosales ha explicado que "en el conjunto de novelas presentadas domina la novela histórica y la novela social contemporánea, aunque estén todos los matices de los géneros representados. El proceso catalán todavía no ha llegado a las páginas literarias", ha advertido.

"El Premio Planeta goza de muy buena salud desde el punto de vista del catálogo de autores y de las novelas vendidas", ha comentado Creuheras.

Las 65 ediciones anteriores acumulan ya, según Creuheras, unos 42,5 millones de ejemplares, "por tanto hay casi tres libros del Premio Planeta en cada hogar".

Ha tenido también palabras de agradecimiento para los libreros, "nuestro puente con el lector", y para los autores, que este año han vuelto a batir el récord de obras presentadas, 634, que demuestra "la confianza de los autores en el premio".

El director general de la división de Libros, Jesús Badenes, ha subrayado que el principal reto al que se enfrenta el libro hoy es "la globalización de los contenidos" y el cambio en la venta de los libros, pues "hasta hace poco los libreros y las grandes cadenas eran domésticos, mientras que esas fronteras se han desdibujado con la aparición de Amazon o Google".

El libro se enfrenta asimismo a "la gran convergencia entre las industrias de contenidos, ya que las grandes historias nacen con el libro y pasan a otros soportes audiovisuales como el cine, la televisión o los videojuegos".

En España, las librerías independientes suponen más del 30 % del sector

En la actualidad, Planeta edita en cinco lenguas y está presente en más de quince países, y estas cifras se refuerzan con el Premio Planeta, como demuestra, ha dicho Badenes, "Todo esto te daré", la novela de Dolores Redondo que ganó el galardón el pasado año, que "se ha publicado en 19 lenguas y casi 40 países, mientras en España supera las 17 ediciones".

Para Badenes, estas cifras constatan la "vigencia de aquella definición del oficio de editor que hacía el fundador de Planeta, José Manuel Lara: poner en contacto a todo aquel que quiera escribir con aquel que le quiera leer"; y "aunque cambian los formatos, la esencia es la misma, sigue dominando el formato papel".

Badenes ha dicho que el único mercado donde el soporte digital es más importante, Estados Unidos, supone menos del 20 %, mientras que en "Italia, Francia, Alemania y España el libro físico supone más del 90 %, que se compra en librerías o directamente en Internet".

En España, las librerías independientes suponen más del 30 % del sector, muy por encima del mundo anglosajón. Creuheras ha destacado que, a pesar de las circunstancias recientes, la venta de libros en España ha entrado en su "cuarto año consecutivo de crecimiento".

El escritor y miembro del jurado Juan Eslava Galán, que ha dado un apunte literario de cada una de las diez novelas finalistas, ha apuntado que entre éstas hay varias novelas históricas, una de ellas con un astrónomo ambientada en el siglo XI que "podría recordar a ‘El médico’ de Noah Gordon, varias novelas negras y de intriga e historias románticas.

Lo último en Cultura