Un magnate amigo de Spielberg dice que el director no quiere vetar a Netflix en los Oscar

steven-spielberg
El reputado director de cine Steven Spielberg en un acto de la Academia de Hollywood, que entrega los premios Oscar cada año. Foto: AFP

El magnate Jeffrey Katzenberg, propietario de varios medios de comunicación y productor de cine, sale en defensa de su amigo y colaborador Steven Spielberg. Katzenberg asegura que el director nunca tuvo intención de vetar a Netflix en los Oscar o de cambiar la normativa de nominaciones en la Junta de Gobernadores de la Academia de Cine de Hollywood.

Preguntado por The Hollywood Reporter sobre la cruzada iniciada por el realizador contra Netflix y el resto servicios de streaming, Katzenberg contestó rotundamente: “Primero, Steven Spielberg no dijo eso y, segundo, no irá a la reunión de la Academia [de Hollywood] en abril con ningún plan [de vetar a Netflix]”. Una decisión que, en caso de hacerse efectiva en el próximo encuentro previsto en abril, afectaría a muchas producciones independientes que luchan cada año por los premios más deseados del cine.

Durante su presencia en el festival cinematográfico South by Southwest, Katzenberg aseguró haber hablado “específicamente” sobre este asunto con el antaño Rey Midas de Hollywood, quien le contestó que “bajo ningún concepto” había dicho que las películas estrenadas en plataformas como Netflix o Hulu no deberían ser elegibles para los premios Oscar.

“Lo que sucedió es que un periodista iba tras una historia sobre esto y escuchó un rumor sobre Steven. Llamó a un portavoz para obtener una declaración y, honestamente, le dio la vuelta”, continúa el productor ejecutivo de títulos como La sirenita (1989), Aladdin (1992) o El Rey León (1994).

Con independencia de las intenciones de Spielberg de cara a la próxima reunión directiva de la Academia de Hollywood, su defensa a ultranza del cine en las salas no es nueva. El actual gobernador de la Academia en la sección de directores apoyó con esmero la gran pantalla frente al streaming en numerosas ocasiones, como en la entrega de premios de la Sociedad Cinematográfica de Sonido de Estados Unidos.

“Espero que todos sigamos creyendo en que el mejor regalo que podemos dar, como realizadores, es ofrecer al público la experiencia de ver una película en la gran pantalla”, declaró en su discurso tras recibir el Filmmaker Award. “Creo firmemente que los cines deben permanecer para siempre”, añadió.

El director de cintas como La lista de Schindler o Tiburón, fue aún más crítico con las plataformas de pago durante una rueda de prensa de Ready Player One el año pasado. “No creo que los filmes que permanezcan en cartelera menos de una semana deban competir en los premios de la Academia”, señaló. “Cada vez más cineastas permitirán que las empresas de vídeo bajo demanda financien sus películas, con la promesa de una pequeña ventana cinematográfica durante una semana para que puedan optar a los Oscar o a otros premios. Sin embargo, una vez que se comprometen con un formato de televisión, son películas de televisión”, declaró.

Netflix: “Amamos el cine”

Para más inri, la periodista Anne Thompson, de Indiewire, alegó en un podcast que el director de 72 años influyó en los miembros de la Academia para que votaran por Green Book para hacerse con el Oscar a la mejor película en vez de a Roma. El filme de Alfonso Cuarón para Netflix partía como favorita de la 91º edición de los galardones y hasta que no se estrenó en la plataforma, apenas cosechó éxito en taquilla. Según Thompson, Spielberg dijo que votar por la cinta de Peter Farrelly era “votar por el cine”.

Netflix, por su parte, respondió a las críticas del cineasta con un tuit en el que no nombró directamente al aclamado director, pero claramente respondía a los comentarios del realizador sobre su participación en los premios más importantes del sector cinematográfico. “Amamos el cine”, escribió la cuenta oficial del gigante del streaming en la red social, que enumeró una lista de cosas que también aprecian.

Últimas noticias