Festival de Jazz de San Sebastián

El Jazzaldia se abre al rotundo y heterogéneo universo de John Zorn

Jazzaldia de San Sebastián
La donostiarra playa de la Zurriola se convierte en el centro neurálgico del festival de Jazz de San Sebastián. (Foto: EFE)
  • EFE

El contundente maratón del músico estadounidense John Zorn se ha cruzado este sábado en el 54 Festival de San Sebastián con las propuestas más accesibles del veterano saxofonista Houston Person y de Diana Krall, que sigue ejerciendo un evidente magnetismo entre el público del Jazzaldia.

La carrera de fondo proyectada por Zorn ha llegado al Kursaal donostiarra después de su fascinante y aclamado Masada Marathon de 2013, aunque en esta ocasión dividido en dos sesiones, la segunda de las cuales se reserva para la jornada de mañana, la de clausura, en la que el saxofonista y compositor neoyorquino de origen judío recibirá el premio del festival de esta edición.

The Bagatelles es el libro de música que recoge más de 300 temas compuestos por Zorn entre marzo y mayo de 2015, y es el nombre que se ha dado a este proyecto, sobre el que músicos y grupos de su círculo más próximo han interpretado en el Heineken Jazzaldia algunas de sus piezas.

El eclecticismo de las formaciones ha conformado un heterogéneo universo sonoro, pero muy rotundo en conjunto, y ya desde el comienzo con el virtuosismo espiritoso del saxo de Zorn y la trompeta de Dave Douglas junto al bajista Greg Cohen y Joey Baron a la batería.

Douglas, extraordinario músico conocido por los seguidores del festival, es uno de los repetidores de este Bagatelles Marathon, al que se ha sumado también el trepidante trío de Mary Halvorson y un brillante duelo de cellos, compuesto por Erik Friedlander y Michael Nicolas.

Tras ellos, un vendaval eléctrico desbocado con Trigger Will Greene (guitarra), Simon Hanes (bajo) y Aaron Edgcomb (batería) como protagonistas, y un solo experimental del pianista Craig Taborn, al que ha seguido en línea enérgica John Medeski Trio.

Mañana más, otros siete grupos, y entre ellos estará el del guitarrista Marc Ribot, que esta noche ha vuelto a coincidir con Diana Krall en San Sebastián como ocurrió hace seis años.

Y como en aquella ocasión, cuando la cantante canadiense actuó en el Kursaal un día después de que él participara en el Masada Marathon, se ha subido al escenario como invitado especial de la diva, que ha cerrado la noche en la plaza de la Trinidad.

Esta vez, Diana Krall acudía ya con invitado, nada más y nada menos que el gran saxofonista Joe Lovano, que es de suponer que muy gustosamente, o al menos muy educadamente, se ha dejado arrinconar un tanto.

Fiel a la elegancia en negro, la cantante pianista ha abierto la velada con "Deed I Do" y ha seguido con la lista de estándar elegidos para esta gira, como "All or Nothing At All", cantados por Billie Holiday y Frank Sinatra; "L-O-V-E", de Nat King Cole; y "I,ve Got You Under My Skin", de Cole Porter.

Al llegar "Boulevard of Broken Dreams", Lovano estaba ya completamente desaparecido, aunque lo que ha hecho Marc Ribot ha sido bien hermoso, y en las siguientes algo se le ha oído.

El público ha vuelto a rendirse a la Diana Krall y ella no ha olvidado a Tom Waits, del que ha interpretado maravillosamente, siempre en su terreno, "Take It With Me".

No había llovido hasta ese momento, el público solo lucía los chubasqueros de forma preventiva, pero ha caído un aguacero en pocos minutos que le ha animado a cantar "Let It Rain" antes de los bises.

Con "I Was Doing All Right" y "You’re My Thrill" se ha despedido definitivamente, pero seguro que habrá próxima vez. Las entradas para su concierto se habían agotado hace meses, el público en San Sebastián la quiere.

Como Krall, el veterano Houston Person no ha venido a descubrir nada nuevo a este Jazzaldia, pero en su actuación de apertura en plaza de la Trinidad ha dejado a la audiencia con un inmejorable sabor de boca.

Este anciano, de aspecto cansado, que va camino de los 85 años, sigue haciendo que el saxo suene delicioso, cálido, delicado, sabio. De "Only Trust Your Heart" a "Do Nothin’ Till You Hear", pasando por un estimulante "Sunny", todos sus temas han merecido ser escuchados con la máxima atención.

Lo último en Cultura

Últimas noticias