Una hazaña que ha pulverizado todos los récords anteriores

¡Increíble! Este robot resuelve el cubo de Rubik en 0.38 segundos

cubo de Rubik
Un nuevo récord a nivel mundial

El cubo de Rubik puede definirse como uno de los rompecabezas más famosos del mundo, sino el que más, un entretenimiento en que la astucia, la paciencia y la inteligencia son fundamentales para resolver el acertijo. Muchos son los vídeos que circulan por Internet en los que miles de personas luchan por resolver el cubo de Rubik en el menor límite de tiempo posible. Incluso existen competiciones a nivel internacional basadas en este tipo de procedimientos. Eso sí, podemos asegurar que ningún humano es capaz de luchar contra la máquina, al menos en este caso, ya que una pareja de ingenieros ha creado un robot capaz de resolver el rompecabezas en tan solo 0,38 segundos ¡Increíble!

Si parpadeas… te lo pierdes

El sector de la robótica está en auge. Últimamente hemos venido hablando de una gran cantidad de inventos relacionados con este tipo de máquinas que incluso han podido llegar a desplazar a los humanos de algunas tareas convencionales. Pues bien, si el caso de Flippy, el robot parrillero, te sorprendió, espera a ver el siguiente vídeo.

 

No, no se ha utilizado ningún tipo de montaje, y no, el experimento no está preparado. Lo que has visto es completamente real y ha podido conseguirse gracias al duro trabajo de Ben Katz y Jared Di Carlo, dos ingenieros que se propusieron crear un robot capaz de resolver el cubo de Rubik en 0,25 segundos. Cabe destacar que, aunque no hayan conseguido su objetivo inicial, han logrado pulverizar la marca de 0,63 segundos, desplazándola a un segundo puesto.

Reto conseguido

cubo de Rubik
El rompecabezas más famoso del mundo

La clave de este dispositivo reside en un novedoso software que es capaz de analizar todas y cada una de las piezas con la finalidad de calcular los movimientos necesarios para completar el puzzle. Un procedimiento que nada tiene que ver con el que utilizamos los humanos y que permite al robot tomar decisiones instantáneas gracias a la ayuda de seis cámaras, una por cada cara del rompecabezas. La identificación de los colores es el paso fundamental, a partir de este momento el robot comienza a procesar la información por medio del sistema central y decide que movimientos realizar para mostrar una rápida solución.

En un principio, los investigadores creían que el robot realizaría todo el proceso en tan solo 0,25 segundos. Sin embargo, los cálculos con los motores fueron erróneos y finalmente se tuvieron que añadir 13 milisegundos más de lo que se tenía previsto inicialmente. Otro de los aspectos negativos radica en que el robot era incapaz de distinguir el color naranja, un problema que los científicos solucionaron rápidamente pintando la cara correspondiente de color negro.

Lo último en Ciencia