La inteligencia artificial descubre 6000 nuevas especies de virus

La inteligencia artificial descubre 6000 nuevas especies de virus
La inteligencia artificial descubre 6000 nuevas especies de virus

En más de una ocasión hemos afirmado que vivimos en un momento plagado de prodigios. Ahora, el futuro ha llegado y los milagros son posibles gracias a la ciencia. Uno de los campos en los que más se ha avanzado es en el de la inteligencia artificial, tanto que ha sido capaz de descubrir 6000 nuevas especies de virus.

El ADN diminuto y cambiante de los virus hace difícil que se les pueda identificar. Sin embargo, la IA ha sido capaz de desarrollar algoritmos que los pueden localizar. No hay que olvidar que estos son los verdaderos amos de este planeta, alcanzando unos diez quintillones, según se estima, así que es importante tenerlos identificados.

Además, pese a su diminuto tamaño, un virus es un ser apasionante y terrorífico a la vez. Se puede expandir y multiplicar de forma exponencial, cambia con suma facilidad y puede ser tremendamente destructivo.

Pero, como hemos comentado, censar criaturas de este tamaño es una labor ardua y compleja. Es muy difícil cultivarlos en laboratorio, y evolucionan a gran velocidad. Solo se les puede identificar por medio de la extracción de diversos ambientes para secuenciar su minúsculo ADN.

6000 nuevas especies de virus gracias a la IA

Pero la IA ha llegado para ayudar a los investigadores con estos microorganismos. De hecho, un nuevo estudio ha mostrado que esta herramienta, a través del aprendizaje automático o machine learning, detecta patrones en cantidades de datos ingentes de forma autónoma si es convenientemente programada.

Es decir, que entrenando un algoritmo concreto de inteligencia artificial con grandes paquetes de datos del genoma Inoviridae, considerado un virus, recibieron un gran aluvión de datos con muchas variedades del microorganismo, tantas, que podría ser que algunas de ellas no pertenezcan realmente a esa familia y sean otras diferentes.

Y es que la IA a través del machine learning está demostrando una gran capacidad en el estudio de la virología. Así pues, otras investigaciones afirman, tras analizar genes de ADN en un zoo, que se pueden descubrir proteínas producidas por los virus para mejorar el abono orgánico.

En este segundo caso, se puede averiguar qué virus abundan en las heces de pacientes con cirrosis al compararlas con las de personas sanas, sabiendo de esta forma el vínculo real entre la enfermedad y los microorganismos.

Tal vez todavía no somos conscientes de la importancia de estos hallazgos. No obstante, con el tiempo, descubriremos la valía de estos estudios y lo mucho que se usarán para tratar enfermedades, epidemias, etc.

Últimas noticias