Navidad

El impacto que tienen los regalos de Navidad para el medio ambiente

regalos Navidad medio ambiente
Expertos analizan qué impacto tienen los regalos en el medio ambiente

A pesar de que estos son días en los que aumenta el consumo, es evidente que debemos seguir siendo conscientes de la importancia que tiene el medio ambiente y como a este le puede afectar tanto consumismo. Conozcamos a continuación el impacto que tienen los regalos de Navidad para el medio ambiente.

El impacto que tienen los regalos de Navidad para el medio ambiente

Estos son días en los que todos salimos a comprar regalos de Navidad así como todo aquello que necesitamos para poder pasar las vacaciones con la familia sin que falte de nada, pero no podemos en ningún momento, olvidarnos del  vínculo existente entre los productos que compramos y el cambio climático, a pesar de que en épocas como esta, dicha conexión se sigue ignorando.

Todo lo que se consume, o en este caso, todo lo que se compra, está relacionado con las emisiones de gases de efecto invernadero que se generan durante todo el ciclo productivo, desde la extracción de las materias primas, hasta su transporte y transformación, pasando por la distribución de los productos, hasta su uso y disposición.

Investigaciones recientes indican que, en promedio, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) derivadas del ciclo de producción de un producto equivalen a 6,3 veces su peso , y es interesante notar que una gran parte (45%) se deriva de las operaciones que están aguas arriba y aguas abajo de su producción. «Desde que la revolución industrial introdujo la producción en masa, las empresas han dedicado una enorme cantidad de tiempo y dinero a educar a la gente sobre el valor de las cantidades cada vez mayores de artículos a la venta » , explica la profesora Jennifer Elle Good de la Universidad Brock en Santa Caterina, Canadá. , quien hizo un balance del tema en un artículo de The Conversation .

“En las últimas décadas – explica la experta – nos han dicho lo que queremos, pero también lo que dicen nuestras cosas sobre nosotros y nuestro estado en el mundo, y que tenemos que comprar aún más. Como escribió el consultor de marketing Victor Lebow en el Journal of Retailing en 1955, «Necesitamos que las cosas se consuman, se quemen, se consuman, se reemplacen y se desechen a un ritmo cada vez mayor».

Millones de toneladas en desechos tras la Navidad

Los mensajes que nos empujan a consumir más cosas (ropa, productos electrónicos, electrodomésticos, juguetes, automóviles, etc.) provienen de la publicidad. En la década de 1990, estiman los analistas, el estadounidense promedio se topó con unos 3.000 anuncios al día . «Hoy en día, estos anuncios son apenas contables, ya que se entrelazan de manera fluida e interminable en nuestras vidas, llegando a las pantallas como mensajes de texto, mensajes emergentes personalizados y publicaciones en las redes sociales celebrando su consumo, como en los videos de los influencers.». Por tomar una referencia, solo en EE. UU., el consumo promedio de objetos per cápita se ha duplicado en los últimos 50 años y, considerando solo 2019, se estima que cada estadounidense ha eliminado casi 21 kg de desechos electrónicos en total.

«Las consecuencias de nuestra persistencia en el consumo se confirman en los ecosistemas del planeta -añadió la profesora Good-. El consumo en los países «desarrollados» ha llevado a la tala a gran escala de los bosques de la Tierra, dejando solo el tres por ciento de los ecosistemas del mundo intactos. La producción, el uso y la eliminación generalizados de plástico ha depositado aproximadamente 8 millones de toneladas de desechos plásticos en los océanos del mundo cada año».

Por tanto, cada fase del ciclo de vida de un producto tiene consecuencias medioambientales, así como una importación de carbono. «Hacer un esfuerzo por comprar menos durante las navidades podría tener un impacto significativo. Los números dicen que los estadounidenses producen un 25% más de desechos entre el Día de Acción de Gracias y el Día de Año Nuevo, generando aproximadamente la mitad del papel que se tira durante el año, para un total de aproximadamente 8 mil millones de toneladas «.

Del mismo modo, se han recogido datos de otros países sobre el gasto que se hace durante estos días y el impacto con el medio ambiente. Por ejemplo, los canadienses también consumen más de 2.600 millones de papel al año para envolver regalos, de los cuales 540.000 durante el período navideño. «Por cada kilogramo de papel – especifica Good – se producen 3,5 kilogramos de dióxido de carbono ”. A esto se suma la carga de la deforestación, estimada en 10 millones de hectáreas de bosques cada año, que continúan siendo talados para satisfacer las necesidades del consumismo.

Lo último en Ciencia

Últimas noticias