Misiones espaciales

China visitará el lado oscuro de la Luna

lado oscuro de la Luna
La agencia espacial china visitará el lado oscuro de la Luna

China va a por todas. Su programa espacial está siendo impresionante, ya que el gigante asiático está invirtiendo cantidades ingentes de dinero en el mismo. La última noticia con la que nos ha sorprendido es su próxima visita al lado oscuro de la Luna.

Como sabemos, la Luna y la Tierra están ancladas por efecto de marea, es decir, es tal la atracción que ejercen una sobre la otra que han sincronizado sus rotaciones y siempre muestran la misma cara.

Es decir, que cuando miramos a la Luna por la noche, siempre vemos la misma parte del satélite. Sin embargo, existe otra, llamada cara oscura, que no podemos observar nunca, a no ser que viajemos hasta ella.

Y eso es lo que quiere hacer la Administración Nacional del Espacio de China, que busca ser una de las tres grandes superpotencias espaciales en un plazo corto, de aquí a 2030, y para lo que ha enviado una sonda lunar llamada Chang’e-4 que pretende llegar donde nunca jamás ha llegado el ser humano.

El viaje de China al lado oscuro de la Luna

Así pues, como si de un Jedi real se tratase, los chinos pretenden explorar en profundidad la Luna, por lo que se han propuesto como meta alunizar en las próximas semanas en la cuenca de Aitken, donde van a recoger muestras del suelo y también harán fotografías hasta ahora nunca vistas.

Para esta ambiciosa misión, la agencia espacial china ha fabricado una sonda a la que ha bautizado con un nombre mítico de una Diosa de la Luna. En la misma se ha incluido un rover que aterrizará en una región inexplorada y estudiará en profundidad nuestro único satélite natural.

Para tal misión, el equipo incluso un espectrómetro de radio de radio de baja frecuencia y que se usará para estudiar los orígenes del universo, la creación de las primeras estrellas y lo que sucedió poco tiempo después del Big Bang.

Además, han incluido en la sonda semillas de patatas y otras especies, de forma que intentarán plantarlas para saber si es posible que florezca algo en el satélite inerte que vemos cada noche en nuestro cielo.

Además, han incluido huevos de gusano de seda para realizar experimentos biológicos. Es decir, que China pretende explorar en profundidad la Luna y comenzar con test y pruebas que en muchas ocasiones se han tenido en cuenta, pero nunca se llevaron a cabo. Y todo esto, pensando en establecer allí su primera base en 2022.

Lo último en Ciencia

Últimas noticias