Independentismo en Cataluña

Un museo de Gerona patrocinado por Torra exhibe la huella del pie del golpista Cuixart

Jordi Cuixart
La huella del pie de Jordi Cuixart en un trozo de barro que se expone en un museo de Gerona. (Foto: 'Dolça Catalunya')

Un museo de Gerona patrocinado por la Generalitat de Cataluña de Quim Torra exhibe en una de sus exposiciones la huella del pie de Jordi Cuixart, el presidente de Òmnium Cultural condenado por el 1-O en el Tribunal Supremo. Se trata del Terracotta Museu de Cerámica de la Bisbal del Ampurdán, ubicado en el municipio gerundense que lleva el mismo nombre.

El nombre de esta exposición de cerámica es Jordi Cuixart desde Lledoners, en alusión al centro penitenciario donde se encuentra cumpliendo condena por el referéndum ilegal de 2017 en Cataluña. En esta exposición se exhiben las obras de cerámicas realizadas por el propio Cuixart en la prisión, al ser uno de sus aficiones en el centro penitenciario. «El contacto con la arcilla es un retorno a los orígenes, a la madre naturaleza y la belleza de la creación. Me permite mantener intacto mi compromiso político y no perder nunca la esperanza con los días que vendrán», recoge el museo en su descripción parafraseando al líder de Òmnium Cultural.

Un museo de Gerona patrocinado por Torra exhibe la huella del pie del golpista Cuixart
Cartel de la exposición de cerámica de Jordi Cuixart.

Una de las piezas clave de esta obra es la huella del pie de Cuixart implantada en un trozo de barro para «conmemorar los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos», tal y como recoge en la descripción de esta exposición.

Esta obra fue idea de Ai Weiwei, el artista chino y famoso activista por sus críticas al Gobierno comunista del país asiático por su continua vulneración de los Derechos Humanos. Ai Weiwei  apoya a los golpistas catalanes condenados por el 1-O. Tal es así que acudió en diciembre de 2018 a la cárcel de Lledoners para visitar, entre otros, a Jordi Cuixart. Fue en esta visita cuando el líder de Òmnium se descalzó para colocar su pie en un trozo de barro.

Así lo cuenta el propio Cuixart en su libro ‘Tres días en la cárcel: Un diálogo sin muros’. «Cuando acabamos el taller, Ai Weiwei cortó un trozo de barro, lo dejó en el suelo y me dijo: ‘Descálzate’. Me dijo que pusiera el pie encima del barro para que se imprimiera mi huella. Y dijo que la utilizaría para la bandera de conmemoración de los setenta años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Fue un momento muy mágico», señala en su obra.

Casi 95.000 € en subvenciones

La exposición de cerámica hecha por Cuixart estaba programada desde el 1 de diciembre de 2019 hasta finales del pasado mes de enero, pero el museo optó por prorrogarla hasta el próximo 30 de septiembre. Esta exhibición cuenta con el respaldo, por supuesto, de Òmnium Cultural, la entidad secesionista presidida por Jordi Cuixart que promueve la independencia de Cataluña bajo el pretexto de la cultura.

Además, el Terracotta Museu de Cerámica de la Bisbal del Ampurdán cuenta con varios apoyos institucionales como el propio Ayuntamiento del municipio, en manos del alcalde Enric Marquès Serra (ERC). Serra gobierna esta localidad de casi 11.000 habitantes en coalición con la CUP y En Comú Guanyem, la marca electoral de Podemos en el Consistorio.

La Diputación de Gerona también patrocina a este museo. Esta institución está presidida por Miquel Noguer, de JxCAT, gracias a un acuerdo de Gobierno con ERC.

Pero el apoyo más institucional con el que cuenta este centro cultural es la Generalitat de Quim Torra. Concretamente, el Departamento de Cultura del Govern catalán, en manos de la consejera Mariàngela Vilallonga, conocida por su persecución al castellano en la región.

Terracotta Museu de la Bisbal del Ampurdán recibió en 23.958 euros del Ayuntamiento del municipio en concepto de subvenciones, 4.166 euros de la Generalitat de Torra y 66.625 euros de Europa. En total, casi 95.000 euros, tal y como consta en las cuentas de 2018 publicadas por el Consistorio gerundense.

«Seguiremos luchando»

La última aparición pública de Jordi Cuixart fuera de la prisión de Lledoners se convirtió en todo un mitin separatista en plena calle. Fue el pasado 17 de julio, cuando Cuixart acudió en su primer día de semilibertad a la sede en Barcelona de Òmnium Cultural. «Los únicos que tienen que tener miedo son ellos, porque nosotros no renunciaremos a seguir luchando», aseguró en plena vía pública y con un micrófono en mano ante los separatistas que se desplazaron a este evento.

El dirigente separatista fue jaleado con gritos de «¡Lo volveremos a hacer!» y «¡Libertad!». «Los únicos que tienen que tener miedo son ellos, porque nosotros no renunciaremos a seguir luchando. La cárcel no será nunca un límite», ha sostenido Jordi Cuixart durante su intervención en plena calle y agradeciendo el apoyo a los independentistas que le han recibido. «Es un orgullo enorme y una alegría inmensa haber estado en la cárcel y seguir estando por defender la democracia y la libertad», sostuvo durante su discurso para provocar los aplausos de los asistentes.

Lo último en España

Últimas noticias