Alimentación infantil

Primera comida: ¿Cómo acostumbrar al bebé a estar en la trona?

No a todos los bebés les encanta estar en la trona. Os ofrecemos consejos útiles para gestionar mejor la primera comida, dejando al bebé sentado en su sitio.

Claves de la alimentación del bebé en su primer año de vida

Horario de alimentación del bebé: ¿Cómo organizarlo?

7 alimentos para ofrecerle a tu bebé cuando cumpla su primer año

¿Son buenos los alimentos integrales en la dieta infantil?

bebé trona
Los pasos para acostumbrar al bebé a estar en la trona

Hay padres a los que les gustaría posponer el destete lo máximo posible y otros que no ven la hora de empezarlo. El tiempo puede variar ligeramente de un caso a otro, pero tarde o temprano llega para todos la cita con las primeras comidas. Las dificultades no están solo en entender qué cocinar, sino también en hacer que el bebé se siente en la silla alta sin que se retuerza ni se mueva demasiado. Aquí hay algunos consejos útiles para manejar esta fase y para acostumbrar al bebé a estar en la trona para su primera comida.

Acostumbrar a los bebés a la trona

No cabe duda de que la trona es una excelente aliada para los padres que luchan contra el destete. De hecho, es práctica y cómoda: te permite moverte tranquilo por la cocina, mientras el niño está seguro con los cinturones de seguridad abrochados, sentarte a su lado cuando come y tener todo lo que necesita al alcance de la mano.

El problema es que no todos los niños aceptan de buena gana pasar de los brazos de sus padres al asiento, por cómodo que sea, de la trona. Muchos se agitan, se retuercen, lloran.

¿Cómo ayudarlos? En primer lugar, mantén la calma: si te enfadas o pierdes la paciencia, lo único que vas a conseguir será empeorar la situación. Así que respira hondo y no dejes de intentarlo de nuevo, pero no te excedas al principio: es mejor empezar con unos minutos al día, poniéndolo únicamente para la hora de la papilla y luego ir aumentando poco a poco. Por otro lado, también es muy importante procurar poner la trona del bebé en un entorno tranquilo, que será esencial para ayudar a los niños también en este sentido. Una idea que os puede funcionar: poner la trona junto a una ventana en esos primeros minutos en los que pongamos al bebé a tomar su papilla. Él se distraerá con lo que ve por la ventana mientras está tranquilo y tú aprovechas para darle de comer-

¿Cómo afrontar las primeras comidas del bebé?

También es muy útil susurrar al niño palabras de aliento, tranquilidad y dulzura, explicándole lo que está haciendo. Hablar con él, de hecho, es muy importante: ayuda a mantener el contacto con él, dejarle claro que no tienes intención de dejarlo sólo, que está pasando algo «normal» y rutinario, que no debe temer.

Eso sí, para estar 100% presente y evitar distracciones es importante que no mires la tele ni el móvil mientras estés junto a él. Trata de hacer que la experiencia sea plena para ambos. Los dos juntos, tú dándole de comer y él aprendiendo a comer y descubriendo nuevos sabores sin que la trona sea una molestia.

Otra estrategia muy útil es dejarlo experimentar, aunque eso signifique que se ensuciará y ensuciará en el suelo. Esta es una fase de crecimiento muy importante así que no pasa nada porque se manche un poco.

Lo último en Bebés

Últimas noticias