Año Nuevo

Los mejores propósitos que los niños pueden hacer para el año nuevo 2021

Aprender a cuidar de la mascota de la familia, cuál es el valor del dinero o cómo reciclar son algunos de los propósitos que los niños pueden marcarse para el año nuevo 2021.

propósitos año nuevo
Descubre algunos de los propósitos que los niños se pueden marcar para este nuevo año

Comienza un nuevo año, por lo que hacer listas con buenos propósitos o resoluciones es algo tradicional. La intención de esos propósitos es poder ponernos pequeñas metas que cumplir a lo largo de los doce meses por delante, pero no es algo exclusivo de los adultos sino que también los niños y en general la familia los podemos hacer. Veamos a continuación, los mejores propósitos que los niños pueden hacer para el año nuevo.

Mejores propósitos que los niños pueden hacer para el año nuevo 2021

propósitos año nuevo

Los propósitos de los niños para este año nuevo 2021 no tienen porque ser grandes resoluciones, sino cosas fáciles que los pequeños de la casa puedan conseguir o alcanzar con la ayuda de toda la familia. De este modo podemos incluso hacer de estos propósitos una misión grupal y sentirnos bien como familia cada vez que se alcance una de los objetivos que nos hayamos marcado junto a nuestros hijos.

De este modo, veamos ahora algunos de esos buenos propósitos que los niños pueden marcarse desde hoy mismo 1 de enero y de hecho, ya pueden comenzar a cumplirlos.

Implementar buenas prácticas ecológicas y de reciclaje

Que los niños sepan de la importancia de la ecología y el reciclaje es algo básico en su educación medioambiental. De hecho, cualquier tipo de actividad o práctica que hagamos con los niños en la que la sostenibilidad tenga protagonismo será bueno para toda su educación en general y además, es algo que podemos implementar para toda la familia. Y si hablamos de propósitos de año nuevo, una de las cosas que podríamos hacer es aprender con la práctica diaria, a separar bien los residuos o también por ejemplo que la próxima fiesta de cumpleaños de nuestro hijo o hija sea ecológica. De este modo, podremos además  marcar también importantes aniversarios durante el año con los valores de la ecología.

Que aprendan el valor del dinero

El ahorro, pero también la gestión del dinero, es algo que le cuesta a muchos niños, especialmente si son pequeños y todavía no saben mucho sobre el valor del dinero. Por ello, una de las buenas resoluciones para los niños de 8 años en adelante podría ser recibir una pequeña paga (semanal o mensual) y aprender a administrarla, sin desperdiciar nada o de hecho, enseñarles el valor que tiene ahorrar algo de dinero para por ejemplo comprar algo en el futuro. Para los niños será un objetivo tener un pequeño presupuesto disponible; para los padres será un desafío enseñarles a sus hijos cómo administrar el dinero y su valor.

Aprender a cuidar de la mascota

Tener mascotas alrededor hace que el niño sea responsable, además de hacerle compañía. Y uno de los mejores propósitos que los niños se pueden hacer para el Año Nuevo podría ser cuidar de su amigo de cuatro patas con la ayuda de adultos. Por ejemplo, sacar al perro al menos una vez al día, cambiar la comida o el agua del bol, limpiar su colchón o su caseta. Puede que ya tengáis mascota hace tiempo en casa, pero si el niño ya tiene más de seis años es perfectamente capaz de ayudar en algunas de las tareas que tengan que ver con el cuidado de nuestro perro o gato.

Aprender a decir «perdón»

Entre los buenos hábitos que se deben enseñar a los niños sin duda alguna está el de decir siempre «gracias», «por favor» y «perdón». Palabras que resultan esenciales en el día a día y con las que los niños pueden aprender educación. En concreto, aprender a decir más a menudo la palabra «perdón» puede ser uno de los grandes propósitos de los niños para año nuevo, ya que reconocer los errores y pedir disculpas cuando es necesario es un gran paso en su educación, además de una enseñanza con respecto a aquellas personas a las que quieres, es decir, la familia.

Intensifiquemos la lectura

Leer mejor y leer más. Hay muchos propósitos que ayudan a que el cerebro de los niños se desarrolle y crezca, pero pocos son tan poderosos como la lectura. Por eso, entre los buenos propósitos para el nuevo año siempre debe haber algo relacionado con los libros, ya sea proponerse leer todos los días un poco o leer en familia para divertirse y aprender cosas nuevas.

Tomar el desayuno en familia todos los días

El desayuno es un momento fundamental para la vida cotidiana, pero a menudo se subestima, o peor aún, se pasa por alto, para acelerar el comienzo de la rutina diaria de los miembros de la familia, por ello y más que ser una buena resolución para los niños, este es un buen propósito de año nuevo para toda la familia en general. Organicémonos a partir de hoy para conseguir desayunar juntos todos los días, con un desayuno saludable, sabroso y con los nutrientes necesarios para empezar el día con energía.

Lo último en Bebés

Últimas noticias