Nuevo estudio descubre que la dieta mediterránea en el embarazo trae consigo una gran ventaja

dieta mediterránea
Nuevo estudio descubre que la dieta mediterránea en el embarazo trae consigo una gran ventaja

Conoce ese beneficio de la dieta mediterránea en la gestación

La alimentación, como no nos cansamos de exponer, es uno de los aspectos que más debe cuidar la embarazada. Es más, se le recomienda que opte por la llamada dieta mediterránea, pues trae consigo una larga lista de beneficios. Y a estos acaba de sumarse uno más que ahora ha sido descubierto por un nuevo estudio.

A continuación, te lo descubrimos.

El estudio

El Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), que está impulsado por la Fundación La Caixa, es el que se ha encargado de coordinar este estudio que ahora se ha dado a conocer, tras su publicación en “The Journal of Pediatrics”.

Un total de 2.700 embarazadas, pertenecientes a rincones de España como Guipúzcoa, Valencia, Asturias o Sabadell, son las que participaron en esta investigación. En concreto, estas colaboraron rellenando un cuestionario sobre su consumo alimenticio durante el primer y el tercer trimestre. Además, también se ha procedido a estudiar la evolución y crecimiento de sus hijos desde que nacieron hasta los 4 años de edad. Y es que el objetivo de este trabajo era conocer la relación existente entre la alimentación de la mujer durante la gestación y el crecimiento así como el riesgo cardiometabólico de sus pequeños durante lo que se da en llamar primera infancia.

La principal conclusión sobre la dieta mediterránea

dieta mediterránea
Importante conclusión sobre la dieta mediterránea

Una vez analizados y estudiados a fondo los datos conseguidos durante todo ese tiempo, se ha llegado a una importante conclusión. En concreto, se ha descubierto una enorme ventaja respecto a que la embarazada apueste por la dieta mediterránea.

Exactamente el resultado que se ha obtenido es que esa dieta contribuye enormemente a reducir los riesgos de que los hijos de las embarazadas que la toman sufran lo que se conoce como trayectoria de crecimiento acelerado. Es decir, se disminuyen las posibilidades de que nazcan con un elevado peso y de que luego incrementen de manera rápida su peso durante lo que es la infancia.

El estudio ha venido a indicar que, en concreto, hay un 32 % menos de riesgo de que tengan que hacerle frente a esa situación.

Asimismo, otro aspecto interesante acerca de este estudio es que se puede descubrir que las mujeres que menos apostaban por la llamada dieta mediterránea eran las más jóvenes, las que contaban con un nivel socioeducativo más bajo y las que tenían más tendencia a fumar.

Otras grandes ventajas

Aunque esa ha sido la principal ventaja que se ha querido destacar de la dieta mediterránea en el embarazo a través de este estudio, no podemos pasar por alto otras ya conocidas. Nos estamos refiriendo a algunas tales como las siguientes:

  • Reduce de manera contundente las posibilidades de que el bebé pueda sufrir espina bífida.
  • Viene a fortalecer el sistema inmunológico de la futura mamá.
  • Contribuye al crecimiento y desarrollo del feto. En concreto, pone su granito de arena en lo que es la formación de la médula y también del cerebro del bebé que viene en camino.
  • Consigue que la mujer goce de una salud envidiable durante el embarazo y que tenga bajo control su peso.
  • Le otorga los nutrientes que necesita tanto a la gestante como a su bebé.
  • De la misma manera, es una alimentación que va a contribuir a reducir los riesgos de que la mujer durante el embarazo pueda tener problemas con su tensión o con el colesterol. De ahí que juegue un papel esencial para evitar que pueda tener que hacerle frente a las complicaciones relacionadas con los mencionados factores, como puede ser la preeclampsia, por ejemplo.
  • Se considera que la dieta mediterránea tomada en el embarazo ayuda a evitar que el pequeño sufra algún tipo de alergia o incluso de asma una vez que nazca.
  • Asimismo es realmente importante que esta alimentación que nos ocupa ayuda mucho a que la mujer pueda hacerle frente a lo síntomas más habituales y molestos que se suelen experimentar durante el embarazo. Nos estamos refiriendo a vómitos, a náuseas, a irritabilidad, a bajo estado de ánimo e incluso a estrés.

Motivos todos estos más que suficientes para apostar por la dieta mediterránea, que se sustenta, sobre todo, en alimentos tales como el aceite de oliva, las frutas, las verduras, los cereales, las legumbres o los frutos secos.

Últimas noticias