Deportes para la embarazada en verano

deportes para la embarazada
Deportes para la embarazada en verano

Salvo que se esté llevando a cabo un gestación de riesgo, lo habitual es que el doctor que lleva el control de la misma aconseje a la mujer que practique ejercicio de forma habitual. Sí, porque es la manera de que pueda estar en forma gozar de buena salud y liberar estrés, entre otras cosas. Precisamente por eso, ahora vamos a dar a conocer los mejores deportes para la embarazada en verano.

Si tú estás esperando un bebé y no tienes que guardar reposo, descubrirás las actividades físicas que puedes realizar durante esta temporada estival. Eso sí, ten presente que deberás evitar llevarlas a cabo en las horas centrales de calor y siempre deberás hidratarte bien tanto antes como durante y después de esas.

Caminar

Sin lugar a dudas, uno de los ejercicios más recomendados para las embarazadas en cualquier estación del año es caminar. Y es que el andar al día un mínimo de media hora permite que puedan disfrutar de una larga lista de ventajas, entre las que podemos destacar las siguientes:

    • Mejora lo que es la circulación sanguínea, lo que supone acabar con síntomas habituales de la gestación tales como los calambres o la hinchazón de piernas y de pies.
    • Se considera que ayuda a que la fémina esté con mejor estado de ánimo, porque al hacer ejercicio liberar endorfinas (hormonas de la felicidad) y puede liberar el estrés.
    • Evita que la mujer pueda sufrir problemas habituales del embarazo como la ciática.
    • Le permite mantener su peso bajo control.
    • Muy importante es que opten por caminar las gestantes que tienen problemas de estreñimiento. Y es que caminar va a facilitar que mejoren su tránsito intestinal y que, por tanto, vayan al baño con frecuencia. De esta manera, además, se evitarán el sufrir las dolorosas hemorroides.
    • Es un ejercicio estupendo para que la mujer pueda tonificar los músculos y para que prepare su organismo de cara al parto.

Natación

deportes para la embarazada
La natación es un buen deporte para el vernao

Dentro de los mejores deportes para la embarazada en verano también se encuentra la natación, que podrá practicar tanto en la piscina como en la playa. En concreto, si la futura mamá decide disfrutar de este ejercicio estará consiguiendo beneficiarse de ventajas como las siguientes:

  • Podrá controlar mejor su peso.
  • Mejorará de forma contundente tanto la circulación sanguínea como su resistencia e incluso su flexibilidad.
  • La natación le ayudará a relajar sus músculos y, por tanto, a liberar tensiones. Gracias a esto no solo dejará de lado el estrés sino que, además, podrá conseguir dormir mucho mejor.
  • Asimismo es interesante conocer que este deporte le servirá para reducir el dolor en el momento del parto.

Yoga

En esta lista de deportes para gestantes no podía faltar tampoco el Yoga, que se recomienda que lo empiece a practicar cuando ya se encuentre en el segundo trimestre del embarazo. Esta disciplina le permitirá gozar de ventajas tales como estas:

  • Mejorará tanto su circulación sanguínea como su flexibilidad y su equilibrio.
  • En el caso de las embarazadas que se sientan muy cansadas, el Yoga les vendrá muy bien para ganar energía.
  • Acaba con la retención de líquidos e incluso con lo que es la hinchazón de piernas y de pies.
  • Permite ponerle fin al estrés.
  • Se considera también que es una disciplina estupenda para poder conseguir que la mujer aprenda a relajarse, lo que le será de gran utilidad a la hora de poder afrontar lo que es el parto.

Pilates

deportes para la embarazada
Pilates en el embarazo

Además de los deportes para embarazadas citado, en verano también es recomendable que practiquen Pilates. Este tipo de entrenamiento les va a ser de gran ayuda por estos motivos:

  • Les va a permitir acabar con los dolores de espalda que pueden estar sufriendo, ya que aprenderán a corregir su postura corporal.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Se encarga de fortalecer lo que es el suelo pélvico, que será tan importante para poder afrontar el parto. Además, al estar fortalecido, la recuperación postparto será más rápida.
  • El Pilates ayuda a que los músculos de la mujer se encuentren en buen estado.
  • Consigue mejorar el estado general del cuerpo, lo que será de gran ayuda para hacerle frente en las mejores condiciones el momento del nacimiento del bebé.

Que ayuda a liberar el estrés o que pone su granito de arena para evitar que la embarazada sufra problemas ginecológicos son otras de las ventajas que ofrece practicar Pilates en verano y durante la gestación.

Lo último en Bebés

Últimas noticias