Bebés

Cómo ve el recién nacido durante los primeros meses

El recién nacido durante los primeros meses apenas ve nada. Esos ojos intensos que están preparados para descubrir el mundo que le rodea.

Ve el recién nacido durante los primeros meses
Cómo ve el recién nacido durante los primeros meses

El recién nacido durante los primeros meses apenas ve nada. Esos ojos intensos que están preparados para descubrir el mundo que le rodea, no son nada operativos. A medida que va pasando el tiempo empezará a captar un poco mejor con el sentido de la vista algunos detalles. El bebé recién llegado se mueve por instinto de una forma sorprendente, más allá de algunos pequeños toques de atención, reconoce a su madre y padre perfectamente. Se mueve por hábitos y por todas las herramientas de qué dispone, toma nota de cómo ve el recién nacido durante los primeros meses.

Lo que ve el recién nacido durante los primeros meses

  • El recién nacido estará pendiente de los cambios de intensidad de la luz. Aunque el bebé tenga unos ojos enormes solo podrá determinar las formas o los colores, solo percibe destellos o reflejos. La luz encendida o apagada lo sabe perfectamente, pero poco más. Seguirá la luz y los pequeños cambios que pueda haber, pero no podrá ver mucho más allá. Solo a una distancia corta y con algunas condiciones.
  • La distancia desde la que percibe objetos el bebé es corta, unos 20 o 30 centímetros es el recorrido que podrá seguir. Más allá de estos centímetros no podrá ver nada. El esfuerzo que realizamos a la hora de jugar con él debe ser a una distancia concreta. Los bebés necesitan un contacto directo para poder empezar a experimentar. Los colores tampoco son su fuerte, no podrá distinguirlos.
  • El bebé solo puede ver en blanco, negro y algunos grises. Los colores llamativos con los que le vestimos o decoramos no los podrá ver hasta dentro de unas semanas. A medida que va descubriendo el mundo, sus sentidos se van despertando, empezando por la vista, uno de los más importantes.
  • Tendrá especial interés por los objetos alargados de un color distinto del fondo. Las texturas y los cambios que puede haber con ciertos movimientos se notarán especialmente. La zona de los ojos, especialmente la nariz es una de las que más llama la atención del bebé nada más nacer.
  • Hasta el primer mes el bebé no estará muy pendiente de todo lo que le rodea. A partir de ese momento empezará a distinguir mucho mejor algunos cambios de luz. La curiosidad irá en aumento a medida que vaya viendo un poco mejor todo su mundo.

Un recién nacido verá poco las primeras semanas, hasta el primer mes. A partir de ese momento podrá empezar a distinguir mejor los cambios de luz t las figuras.

Lo último en Bebés

Últimas noticias