Alimentación Infantil

Cómo hacer que los niños prueben nuevos alimentos: los mejores trucos

Los niños más quisquillosos con la comida pueden hacer que la hora de comer sea un desastre. Afortunadamente, hay algunas cosas que podrías hacer.

¿Cuántos biberones necesito para el bebé los primeros meses?

¿Cuándo introducir la carne en el destete?

Cómo enseñar a los niños a usar cubiertos y comer solos

8 consejos de educación nutricional para el niño

niños nuevos alimentos
Pautas para lograr que los niños coman de todo

Los niños y la comida es una de la problemáticas a las que se enfrentan muchas familias. De hecho casi el 50% de los padres y madres se encuentran con niños que a la hora de comer se niegan a probar cosas nuevas, no se acaban lo que se les pone o sencillamente reniegan de la comida en general. Todo un dolor de cabeza que parece no tener fin, pero al que se le puede poner remedio con algunos consejos y pautas con los que conseguirás no sólo que los niños prueben nuevos alimentos sino que además, se coman todo lo que les pones.

¿Cómo hacer que los niños prueben alimentos nuevos?

Toma nota de los consejos que ahora te damos. Los mejores para lograr que tu hijo o hija pruebe alimentos nuevos y con ello, que tenga una dieta algo más variada.

Cambia la técnica que usas

Cambiar de técnica es una de las claves para lograr que tu hijo pruebe alimentos nuevos. Piensa que por un lado los niños especialmente si están en edad preescolar querrán intentar hacerlo todo por sí mismos y que además en cuanto se acostumbren a algo que les gusta sólo pedirán eso y además querrán comerlo solos.

No insistas ni le obligues a probar algo a lo que se niega. Es mejor seguir una táctica sencilla que consiste en presentar varios alimentos en el plato y dado que al niño le gusta comer por él mismo, podemos decirle que coja lo que vea que es más apetecible y pruebe la textura y el sabor.

Debes plantearlo como un juego. De este modo se abrirá a la posibilidad de ir probando cosas, pero siempre dejando que él sujete la cuchara o el tenedor y que nos tenga a nosotros como ayudantes en caso de que no pueda coger o pinchar bien.

Actúa con cautela

Por otro lado, deja que el niño participe en el planteamiento de las comidas y como van a ser. Como quiere ser independiente, estará encantado con que le preguntes que quiere comer o cenar. A partir de lo que te diga puedes «negociar» otros platos para que acabe aceptando que a veces comerá lo que le gusta y otras tendrá que comer cosas que aunque estén ricas puede que no le sean tan apetecibles.

Puedes además llevarlo al supermercado para que te ayude a hacer la compra y aprovechar para que en la sección de verdura y fruta te diga qué fruta o qué verdura elige para probar por primera vez. Te sorprenderá ver que los niños son más dados  a participar en este tipo de «juegos» dado que no ven el nuevo alimento como una imposición.

Da ejemplo

¿Cómo va a probar tu hijo las zanahorias o una manzana si tú nunca lo comes? Como padres y madres debemos asumir que la dieta equilibrada que pretendemos inculcar a nuestros hijos tienen que tener una variedad de alimentos sanos también presentes en la nuestra. Si te ve comiendo verduras, o un tipo determinado de pescado y disfrutar de ello, seguro que te pedirá probarlo.

Lo último en Bebés

Últimas noticias