Embarazo

Claves para ser madre después de los 40

Cada vez son más frecuentes las madres primerizas de más de 40 años.

Claves para ser madre después de los 40
Madre después de los 40

Retrasar la maternidad es algo casi inevitable en esta sociedad, ser madre después de los 40 ya no es una excepción. Querer disponer de tiempo o de una carrera consolidada durante la primera etapa de la edad adulta impide a muchas mujeres tener hijos. Cada vez son más frecuentes las madres primerizas de más de 35 años.. Lo que antes era una excepción de la regla, ahora es una realidad más que evidente. Más allá de las razones, existe un aspecto clave, la propia biología y los riesgos que podemos correr al esperar un poco más. Si estás pensando en retrasar este ciclo natural o en empezarlo, toma nota de estos consejos.

Consejos para ser madre después de los 40

  • Las posibilidades de conseguir un embrazo espontaneo se van reduciendo a medida que pasa el tiempo. Un factor que debemos tener en cuenta antes de ponernos manos a la obra. Para conseguir el éxito en un tiempo menor, podemos emplear algunas técnicas reproductivas a nuestra disposición.
  • Los miedos deben desaparecer. La idea de que existen más problemas cromosómicos en niños de madres de más edad ha pasado en gran medida a la historia. Existen análisis y métodos para poder prevenirlos que eliminan cualquier incidencia. Aunque nunca se está 100% seguros ni en madres de 40, ni de 20, un error puede existir y en este caso se trataría de un problema serio de salud en el recién nacido.
  • Es importante realizarse un buen análisis médico. En este momento nos pondremos directamente en sus manos. Antes de empezar con la fecundación comprobaremos que nuestro cuerpo se encuentra en perfectas condiciones. Una vez comprobado el estado de salud y sabiendo que estamos en plena forma nada nos deberá parar.
  • Si pasados unos seis meses de estar intentando tener un bebé no llega, es momento de pasar a la acción. La ventaja de un tipo de fecundación in vitro es que será más sencillo poder realizar un estudio previo. Incluso se podrá recurrir al óvulo de una donante si fuera el caso. Una manera de asegurar el éxito en uno de los procesos más importantes, para el que nos habremos preparado durante mucho tiempo.
  • La paciencia será una gran virtud. No hay que dejarse vencer por las prisas o por un sistema que no nos termina de satisfacer. Tener un hijo será una de las tareas más complicadas a las que nos habremos enfrentado.

Toma nota de estos consejos y claves. Un buen chequeo médico y un estudio cromosómico es uno de los primeros pasos de esta gran aventura. Prepárate para la experiencia más bonita de tu vida.

 

Lo último en Bebés

Últimas noticias