7 claves fundamentales de la normativa europea sobre cunas

7 claves fundamentales de la normativa europea sobre cunas
normativa-cunas

Cuando vayas a comprar la cuna para tu bebé, es fundamental que a la hora de elegir analices el mercado en profundidad. Existen decenas de alternativas, como la cuna Sagitario o la cuna Géminis. Por otro lado, además del diseño o el tamaño, es imprescindible que te asegures de que la cuna cumple con la normativa europea . De esta manera, te garantizas la máxima seguridad cuando descansa tu bebé. Así no podrá sufrir ningún daño.

En concreto, tenemos que exponer que la legislación vigente al respecto está conformada por las normas europeas UNE-EN 716-1/2:2008 y UNE-EN 1130-1/2:1996. Ambas vienen a dejar patente requisitos imprescindibles que deben cumplir las mencionadas cunas:

  1. De cara a evitar el aprisionamiento de la cabeza del bebé entre los barrotes, la distancia entre estos debe ser de entre 45 y 65 milímetros.
  2. Los cantos deben ser redondeados y no en punta para evitar que el niño pueda hacerse daño.
  3. Igualmente, es fundamental que el lateral abatible, que tienen algunos modelos para facilitar la entrada y salida del bebé, poseea un doble cierre de seguridad.
  4. Las ruedas con las que está dotada la cuna deben tener frenos para evitar que ésta pueda salir rodando. En concreto, se exige que esta medida se cumpla al menos en tres de las citadas ruedas.
  5. Es fundamental que el somier sea regulable en altura, para así poder ir adaptándose a la edad del pequeño.
  6. Los tornillos y demás piezas no sólo deben estar correctamente ajustados, sino que no pueden tener formas puntiaguadas. De esta manera se evita no sólo que puedan caerse y llegar a las manos de los niños, sino también que estos puedan sufrir alguna herida.
  7. La normativa europea en materia de cunas también deja patente que está totalmente prohibido que estas se hayan pintado con productos tóxicos.

Lo último en Bebés