Parto

Cinco cosas importantes que las mujeres olvidan tras dar a luz

mujeres dar luz
Las cosas que olvidamos tras dar a luz

Poco se habla del posparto. Sin embargo, es el periodo más exigente hormonal, física y emocionalmente y en determinados casos, supera incluso al embarazo. Además, las nuevas madres tienden a descuidarse para cuidar más al recién nacido. Pero cuidarse a sí misma es muy importante: no solo hace que una mujer sea una mejor madre y compañera, sino que también crea un fuerte vínculo con el niño. Repasemos a continuación, cinco cosas importantes que las mujeres olvidan tras dar a luz.

Cosas que se olvidan tras dar a luz

Cuidarse tras tener al bebé es algo esencial para sentirse bien pero también para garantizar un buen cuidado del pequeño. Toma nota porque estas son cosas importantes que sin embargo solemos olvidar cuando damos a luz.

Comer lo suficiente

Saltarse una comida de vez en cuando es fácil si estás cuidando a tu bebé, pero olvidarse de comer por completo está mal. La maternidad implica el consumo de mucha energía y por ello consumir alimentos de forma regular es fundamental y más si estás dando el pecho al niño. Para no saltarse una comida, una buena idea es comer junto con el niño, teniendo siempre a mano snacks sencillos preparadas previamente.

También debes aumentar tu ingesta de líquidos si está amamantando, ya que este proceso crea una reacción hormonal que aumenta la sed; por lo tanto, ten siempre a mano una botella de agua.

Continúa tomando vitaminas prenatales

Muchas mujeres piensan que después de dar a luz no necesitan tomar vitaminas prenatales. Especialmente durante la lactancia, el cuerpo requiere más vitaminas y minerales que durante el embarazo. El consejo es seguir tomándolas, siempre por recomendación de tu médico.

Limitar las visitas al principio

La familia y los amigos estarán felices de ver al recién llegado de inmediato, pero eso no significa que sea necesariamente necesario permitirlo. El parto es un proceso difícil para el cuerpo de una mujer. Durante el período siguiente, es difícil mantener el nivel de energía y los visitantes pueden agotar aún más los recursos ya limitados. Por este motivo, limita en gran medida el número de visitas para evitar el estrés o la depresión posparto.

Dormir más

Dormir es importante para recuperar fuerzas, pero muchas veces con un recién nacido se convierte en una utopía. Según los expertos, los recién nacidos duermen unas 16 horas al día durante tres o cuatro horas seguidas, lo que hace imposible que la mamá duerma lo suficiente. Por lo tanto, lo mejor sería dormir cuando tu bebé duerma, aunque sea una pequeña siesta, y enseñarle a dormir mucho más durante la noche lo antes posible.

Ten paciencia con la lactancia

Al principio, amamantar puede sentirse incómodo. Acostumbrarse al dolor de la lactancia es difícil. Entre grietas, crema para pezones que puede que no sirvan para nada y dolor de calambres uterinos, toda la experiencia puede ser devastadora. Así que solo se necesita mucha paciencia y, lentamente, el hábito vencerá todas las molestias.

Lo último en Bebés

Últimas noticias