Bebé de 16 meses muere ahogada con la cuerda de una persiana

ahogada con la cuerda de una persiana
Bebé de 16 meses muere ahogada con la cuerda de una persiana

Ayer te dábamos a conocer la triste noticia de que un bebé había fallecido tras caer desde un quinto piso al haber abierto una ventana que estaba junto a su cama. Esa situación nos hizo exponerte cuáles son los riesgos que pueden encontrarse en cualquier casa para los pequeños y entre esos se hallaban las persianas y cortinas. Un peligro que ahora puedes entender al saber que una bebé de 16 meses ha muerto ahogada con la cuerda de una persiana.

Todos los detalles, a continuación.

¿Dónde ha sucedido?

En Madrid es donde ha tenido lugar tan trágico suceso. Más, en concreto, ha tomado como escenario una vivienda del conocido distrito de Barajas, exactamente ubicada en la calle de Borox del barrio de la Alameda de Osuna.

Los protagonistas

Tres podemos decir que son las figuras que, lamentablemente, se han convertido en noticia en nuestro país:

  • La bebé fallecida, que tenía solo 16 meses de edad.
  • Los padres de la pequeña, que no pudieron hacer nada por salvar su vida y que están viviendo uno de los momentos más duros que puede padecer cualquier progenitor.

El origen de la historia

Aunque se ha dado a conocer ahora el caso, fue en la tarde de ayer cuando se produjo el mismo. Al parecer, la familia se encontraba en casa como un día normal, de ahí que la pequeña estuviera en su habitación durmiendo la siesta mientras que sus padres se hallaban en otra estancia.

Sobre las seis horas de la tarde, más o menos, parece ser que la niña se despertó. Al hacerlo lo que hizo fue intentar salir de la cuna y ese fue su error mortal. Sí, porque al pretender bajarse se quedó atrapada entre la cuerda de la cortina, que se encontraba justo al lado de la mencionada cuna.

Ahogada con la cuerda de la cortina

El hecho de haberse quedado atrapada con la mencionada cinta alrededor del cuello, según distintas publicaciones locales, es lo que hizo que sufriera un ahogamiento. De este fueron testigos los padres que al entrar en la habitación para ver cómo estaba la pequeña tuvieron que ver tan dolorosa imagen.

Esos adultos, que parece ser son profesionales de la medicina, consiguieron rescatar a la niña y descubrieron que no respiraba, que estaba cianótica. Por ese motivo, no dudaron en llamar al 112 de emergencias y también se encargaron de realizarle a la menor las habituales maniobras de reanimación cardiopulmonar. Se mantuvieron llevando a cabo las mismas hasta que llegó a la vivienda familiar una UVI móvil del Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid (SUMMA).

Durante una media hora más continuaron esos sanitarios intentando reanimar a la bebé. No obstante, fue en vano. La pequeña había fallecido y lo único que pudieron hacer al respecto fue certificar la muerte de la bebé.

ahogada con la cuerda de una persiana
El SUMMA intentó salvar la vida de la pequeña

Caso abierto

Como es lógico, varios agentes de la policía, tanto Judicial como Científica, se personaron en el lugar de los hechos para comprobar lo ocurrido, todo al tiempo que los padres tenían que ser tratados por los citados miembros del SUMMA y es que se encontraban en un estado realmente complicado, habían perdido a su bebé.

De la misma manera, hay que indicar que, tras el pertinente levantamiento del cadáver ordenado por el juez, el cuerpo fue trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense donde todo parece indicar que en unas horas se le realizará la pertinente autopsia.

Las cortinas y persianas, un verdadero peligro

El caso de esta bebé nos hace incidir que las persianas y las cortinas suponen un grave riesgo para los más pequeños de la casa. Y así lo viene a indicar la Asociación Española de Pediatría a través de un artículo donde a conocer los resultados del registro europeo de lesiones European Injury Databases.

Registro ese que viene a establecer que cada año en territorio europeo un total de 100 niños de menos de 14 años sufren lesiones de gravedad debido a las mencionadas cortinas y persianas. Unos porque se suben para coger sus cordones y se los acaban enroscando, otros porque tienen muy cerca de sus cunas o camas esos objetos y al intentar agarrarlos quedan atrapados sufriendo ahogamiento…

Lo último en Bebés