¿Bautizo a mi bebé o no? Razones a favor y en contra

¿Bautizo a mi bebé o no? Razones a favor y en contra

Muchas son las parejas que, cuando tienen un bebé, se topan con el inconveniente de no saber qué hacer respecto a si bautizarlo o no. Si ese es tu caso, si no tienes claro qué hacer al respecto, te puede resultar útil este artículo. Y es que, a continuación, te vamos a poner sobre la mesa algunas razones que esgrimen a favor y en contra de hacerle tomar el citado sacramento.

Razones a favor del bautizo

Numerosos padres y madres tienen claro que sí van a bautizar a su hijo. Lo hacen porque se sustentan en una larga lista de motivos, que a ti te pueden servir para tomar la decisión que ahora tienes que tomar:

  • Creencias religiosas. Sin lugar a dudas, el principal argumento que se utiliza para apostar por llevar a cabo el bautizo del recién nacido es que sus padres tengan fuertes creencias religiosas y que desean que su hijo también las comparta. En ese caso, no se lo pensarán ni un momento, tienen claro, incluso antes de que el niño nazca, de que lo van a bautizar porque creen que es la manera de que siga la fe que ellos profesan.

  • Seguir la tradición. De la misma manera, tampoco podemos obviar que hay otros progenitores que quizás no son practicantes ni tienen demasiado interés en la religión pero que optan por bautizar a sus hijos como una manera de seguir con una tradición. Creen que, al igual que hicieron con ellos sus padres, pueden bautizar a sus pequeños y que luego cuando ya sean mayores decidan si quieren seguir o no dentro de las creencias religiosas.

  • Contentar a los abuelos. Asimismo, hay que tener en consideración que existen numerosas parejas de jóvenes que si finalmente toman la decisión de bautizar a sus bebés es por “presión” familiar, porque sus padres y abuelos de los niños quieren que sigan la tradición. Por eso, para no darles un disgusto y crear polémica deciden seguir adelante con el pertinente sacramento.

  • Disfrutar de un día especial. Por supuesto, no podemos engañarnos. Hay padres que simplemente optan por acometer el bautizo de su hijo, al igual que por la Primera Comunión, como una manera de organizar un día especial, con toda la familia y con los seres queridos, en el que celebrar la llegada al mundo del pequeño.

bautizo-1

Razones en contra del bautizo

Al igual que es necesario que sepas cuáles son los argumentos más importantes que existen a favor del bautizo, también debes conocer los que se esgrimen en contra, los que sustentan la posición de los padres que deciden no llevarlo a cabo con sus hijos:

  • No son creyentes. Sin lugar a dudas, el principal motivo de ciertos progenitores para dejar de lado el bautizo es que no son religiosos, no creen en ningún Dios, y no quieren condicionar, por tanto, la vida de sus pequeños.

  • Son contrarios a la Iglesia. De la misma manera, están los adultos que rechazan de pleno el que su bebé tome el citado sacramento porque bajo ningún concepto están dispuestos a entrar en relación con una Iglesia en la que no creen y con la que no comparten ni ideas ni maneras de actuar.

  • Quieren darle libertad a sus hijos. Por supuesto, tampoco podemos olvidarnos que para otros padres el principal motivo de tomar la decisión de no bautizar a su hijo es porque precisamente quieren que este tenga la libertad necesaria para decidir por sí mismo. Es decir, prefieren que crezca sin tener a la religión en su vida y que, cuando sea adulto, cuente con la capacidad para decantarse por seguir así o acogerse a los preceptos de la religión que estime oportuna.

  • Creen innecesario ese gasto. Asimismo, otro argumento en contra de llevar a cabo el bautizo es que supone un gasto económico absolutamente innecesario y desproporcionado. Consideran que incluso aunque sólo se invitara a los familiares más cercanos ya supondría tener que acometer un desembolso económico que ni quieren ni pueden permitirse.

bautizo-2

A grandes rasgos, estos podemos decir que son las principales razones que se vienen a esgrimir a favor y en contra de bautizar al bebé. Conocer las de uno y otro “bando” te van a permitir sopesar tu decisión y acabar tomando una postura clara junto a tu pareja. Eso sí, no te olvides que también hay una posición intermedia: llevar a cabo un bautizo civil, que, en los últimos años, se ha puesto de moda.

¿Qué hiciste tú? ¿Decidiste bautizar a tu pequeño o preferiste darle la opción de que decida por sí mismo cuando sea mayor? ¿Te basaste en alguno de los argumentos expuestos o utilizaste otros?

Últimas noticias