baleares

Segundo operativo policial preventivo en 72 horas en el conflictivo barrio palmesano de Corea

Policía Local y Nacional peinan la zona atendiendo a las demandas de seguridad de los vecinos

30 agentes toman la calle para poner coto a la venta de drogas, posesión de armas y seguridad en el tráfico

Corea, Palma Corea
Operativo policial en el barrio a la entrada del barrio palmesano de Corea.
Indalecio Ribelles
  • Indalecio Ribelles
  • Redactor OKDIARIO en Baleares, información local de Palma, social y política en general. Antes, redactor en EL MUNDO/ Baleares durante 20 años.

Policía Local y Nacional han realizado un segundo operativo policial preventivo en 72 horas en el conflictivo barrio palmesano de Corea y, a diferencia de las dos pasadas legislaturas, al menos hay intención de garantizar una presencia cotidiana de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

En la tarde del pasado jueves 4 de julio, agentes de la Policía Local de Palma, conjuntamente con agentes de la Policía Nacional, realizaron el segundo de los dispositivos FOCUS de seguridad ciudadana programados en la denominada barriada de Camp Redó en tres días.

En el operativo policial participaron más de 30 agentes de ambos cuerpos, estableciendo dispositivos estáticos de control (DEC) en distintos puntos del barrio.

La Policía Nacional identificó a 31 personas, controló 18 vehículos, se levantaron cinco actas por infringir la Ley Orgánica de protección de la seguridad ciudadana por posesión de sustancias estupefacientes y se intervino un arma ilegal, levantándose la correspondiente acta.

La Policía Local inspeccionó 21 vehículos y conductores con el resultado de siete denuncias por no haber pasado la ITV en plazo y dos denuncias por no hacer uso correcto de sistemas de retención infantil.

A lo largo de esta semana, ambas entidades policiales han efectuado un total de tres operativos FOCUS, dos de ellos en Camp Redó i el tercero en la Playa de Palma, atendiendo a las demandas de los vecinos expuestas en las mesas de seguridad y convivencia.

Ambos cuerpos policiales han anunciado que proseguirán colaborando en la realización de estos dispositivos en los distintos puntos de la ciudad, atendiendo a las necesidades vecinales.

Cuarenta y ocho horas antes, en concreto en la tarde del pasado martes 2 de julio, agentes de la Policía Nacional, conjuntamente con agentes de la Policía Local de Palma, realizaron el primer dispositivo FOCUS de seguridad ciudadana en el mismo lugar.

En el operativo policial participaron una veintena de agentes y se establecieron dispositivos estáticos de control (DEC) en distintos puntos.

Fueron controlados 22 vehículos y conductores, interponiéndose 15 denuncias por no haber pasado la ITV en plazo y 2 denuncias por carecer de seguro obligatorio.

A su vez, se identificó a numerosas personas, localizándose un arma blanca, que fue intervenida, levantándose la correspondiente acta de infracción a la Ley Orgánica de protección de la seguridad ciudadana.

Ambos cuerpos policiales ya anunciaron que proseguirían colaborando en la realización de estos dispositivos en este degradado barrio de Palma en aras de mejorar la seguridad ciudadana.

Frente a la pasividad del anterior gobierno municipal socialista que para colmo cerró la oficina de la Policía Local con la que contaba el barrio, parece que el alcalde del PP, Jaime Martínez, quiere marcar distancias con sus antecesores en el cargo.

De hecho en su programa electoral, el hoy alcalde prometió a los más de 1.500 residentes de Corea el impulso de un plan de rehabilitación de estas viviendas sociales y su integración en el tejido urbano de Camp Redó, incluyendo la rehabilitación y dinamización del aún cerrado mercado de abastos de Camp Redó, una ampliación del PAC de s’Escorxador y más equipamientos, mejor iluminación y mayor presencia policial.

Además el pacto programático suscrito entre el gobierno en minoría del PP de Martínez con Vox el pasado mes de septiembre, recoge el compromiso de llevar a cabo una «regeneración de barrios degradados» como este de Corea, además de Son Roca, Son Gotleu, Cala Major, Verge de Lluc o La Soledad.

Y también se apunta a la necesidad de intensificar la presencia policial en Palma «sobre todo en las zonas con mayor índice de delincuencia». Y sin lugar a dudas estas viviendas sociales de Corea, son una de las zonas calientes en materia de delincuencia en Palma, por la presencia de numerosos narcopisos okupas de propiedad pública, o de entidades bancarias.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias