Baleares

El misterioso regalo de una cruz pectoral de oro del patriarca de Moscú a un sacerdote de Mallorca

Alfredo Miralles explica que recibió el regalo en un sobre abierto y con el remitente de Patriarcado de Moscú

Cree que el presente puede estar relacionado con su intercesión para ceder un templo en Palma a la Iglesia ortodoxa rusa

La Iglesia ortodoxa rusa en Palma, separada de la ucraniana, celebra su liturgia bajo vigilancia policial

Ver vídeo

El sacerdote mallorquín Alfredo Miralles ha recibido un sorprendente regalo que de momento está rodeado de misterio. Se trata de una cruz pectoral ortodoxa dorada y con cadena de oro que en teoría le ha reglado el jefe de la Iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kirill. El regalo fue enviado a la sede de la Diócesis de Mallorca, en Palma, a nombre de Alfredo Miralles y con el remitente de Patriarcado de Rusia.

Miralles ha recibido este regalo en  un momento en el que el patriarca Kirill, también conocido por Cirilo I de Moscú, había sido añadido a la lista negra del sexto paquete de sanciones que ha propuesto la Comisión Europea aunque precisamente este jueves ha sido excluido de la misma a petición de Hungría.

Kirill es el decimosexto patriarca de Moscú y toda Rusia, actual cabeza de la Iglesia ortodoxa rusa.

El sacerdotes Alfredo Miralles ya ha comunicado al obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, la recepción del misterioso regalo, la valiosa cruz pectoral, al tiempo que se ha puesto en contacto con la comunidad de la Iglesia Ortodoxa rusa en Mallorca para intentar confirmar la procedencia del presente y los motivos del mismo.

Pese a los numerosos intentos, Miralles no ha recibido ninguna respuesta y de momento la dorada cruz pectoral sigue rodeada de misterio.

Alfredo Miralles ha encontrado una posible explicación al enigmático presente.  El sacerdote ahora ya está jubilado pero hace quince años era el titular de la parroquia de San Sebastián, en Palma. En aquella época mantuvo estrechos contactos con la comunidad de la Iglesia ortodoxa rusa en Palma, a la que cedió la cripta de su parroquia de San Sebastián para que pudiera celebrar el culto.

Como muestra de agradecimiento, el Patriarcado de Rusia invitó a la parroquia de San Sebastián a peregrinar al Monasterio de la Trinidad de San Sergio, que se encuentra a unos 10 kilómetros de Moscú y que viene a ser como el Vaticano de la Iglesia Ortodoxa de Rusia.

Alfredo Miralles organizó la peregrinación a la que se sumaron una treintena de parroquianos de San Sebastián. La comitiva, cuenta Miralles, fue recibida con grandes honores y atenciones y contó de forma  permanente con la asistencia de un diácono de la Iglesia ortodoxa rusa.

La historia de este importante monasterio está vinculada a la historia de Rusia. Allí acudían los grandes príncipes rusos a pedir la bendición de San Sergio antes de irse a la guerra

Miralles también cuenta que años más tarde intercedió ante el entonces obispo de Mallorca, Jesús Murgui, para que la Diócesis cediera a la Iglesia Ortodoxa de Rusia el templo de Santa Catalina Siena, en la calle San Miguel de Palma. En esta iglesia, ahora denominada de la Natividad del Señor, la comunidad ortodoxa rusa de Palma celebra sus ceremonias religiosas.

El multimillonario patriarca Kirill estás ahora muy cuestionado y no sólo por su posicionamiento a favor de Putin y de la invasión de Ucrania sino también  por el origen de su riqueza. Según un informe de Forbes, el patriarca tenía en 2006  un fortuna de  4.000 millones de dólares. Ahora se aproximaría a los 5.000 millones, según Novaya Gazeta.

Algunas informaciones señalan que gran parte de la riqueza la obtuvo el patriarca cuando hubo un embargo en Irak de Estados Unidos. La iglesia rusa se llevó entonces el diezmo del comercio de cigarrillos.

Kirill ha defendido con insistencia la invasión de Ucrania y en ocasiones con proclamas homófobas. Ha dicho que la guerra es correcta porque es contra el lobby gay.  El Vaticano se planteó en marzo organizar un encuentro entre el patriarca ruso y el Papa Francisco. Finalmente no se celebró.  En su lugar hubo una conversación vía zoom donde el patriarca leyó un lista de argumentos a favor de la guerra, según publicó Corriere della Sera.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias