mallorca

Las jerónimas celebran la sentencia y se plantean destinar el convento a un museo y a fines sociales

Pilar Roselló, abogada de las religiosas: "Si se decide elevar la cuestión al Supremo, no tiene posibilidad de admitirse"

La priora defiende que se convierta el algo social: "Lo que nos ofrecen es hacer hoteles y es un sitio consagrado"

jerónimas convento
La abogada de las religiosas, Pilar Roselló, junto a la priora Ángeles Sanz. ISAAC BUJ-EUROPA PRESS
Mar del Valle
  • Mar del Valle
  • Portadista, editora y redactora de branded content. Desde 2021 en OKBALEARES. Antes, periodista en EL MUNDO Baleares durante 19 años.

Las monjas jerónimas han celebrado este viernes la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Baleares el pasado 14 de mayo, que reconoce la propiedad de la orden religiosa sobre el Monasterio de Santa Isabel de Palma, conocido popularmente como Sant Jeroni.

El Alto Tribunal desestimó el recurso del Obispado de Mallorca por la propiedad, confirmando la decisión del Juzgado que reconocía a las religiosas como dueñas de este complejo ubicado en el casco antiguo.

La abogada que defiende a las monjas jerónimas en este litigio, Pilar Roselló, ha asegurado este viernes, durante una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por la priora del monasterio, Ángeles Sanz, que si se decide elevar la cuestión al Tribunal Supremo, «no tiene posibilidad de admitirse» y, al mismo tiempo, ha confirmado que hubo empresas hoteleras interesadas en comprar el inmueble.

Ahora las religiosas se plantean convertir el Monasterio de Sant Jeroni en un espacio para el culto religioso o bien museizar la parte antigua y dedicar otra parte a fines sociales o educativos.

«Los monasterios llevan el carisma de los que han vivido dentro y son sitios de reconciliación, amor y paz, que pueden hacer bien donde estén y a quien esté a su alrededor. Ahora se persigue que el monasterio se convierta en algo social, que lo participe la sociedad, para crear lo que se decida pero que no sea otra cosa, porque lo que nos ofrecen es hacer hoteles y es un sitio consagrado», ha reivindicado la priora.

En julio de 2022 el Juzgado de primera Instancia de Palma sentenció que las monjas jerónimas son las propietarias del convento de Sant Jeroni, un espacio de inmenso valor patrimonial que cerró sus puertas en 2015 debido a la avanzada edad de las cinco religiosas que quedaban y la imposibilidad de seguir manteniendo el complejo de origen medieval. Las religiosas se trasladaron al convento de Inca.

El Obispado de Mallorca reclamaba la propiedad del inmueble. Tras la sentencia, el obispo Sebastià Taltavull decidió recurrir y ahora la Audiencia ha vuelto a dar la razón a las religiosas. La Diócesis de Mallorca asegura que acata la resolución dictada, pero se da «un plazo para analizar los pasos jurídicos a seguir».

Cabe recordar que el litigio incluye tres fincas ubicadas en la calle Porta del Mar de Palma: dos viviendas de 96 y 99 metros cuadrados y la iglesia y convento, con una superficie construida de 6.418 metros cuadrados. 

El monasterio de Ses Caputxines reabrirá siete espacios rehabilitados

El Monasterio de Ses Caputxines reabrirá después del verano siete espacios rehabilitados tras concluir el proyecto de restauración, donde también se podrán apreciar más de 700 piezas de cerámica, según han trasladado los conservadores, Aina Pascual y Jaume Llabrés.

En rueda de prensa, Llabrés ha detallado que los trabajos se han realizado en la planta baja del inmueble, donde se encuentra la cantina del pozo, la lavandería, la chimenea y la casa de los Hermanos, entre otros. Además, ha resaltado que un lugar como la despensa del aceite «nunca se ha abierto al público», recoge Europa Press.

La rehabilitación, dividida en dos fases, ha tenido un presupuesto de alrededor de 380.000 euros, de los que 275.000 han sido aportados por el Consell de Mallorca a través de la Comisión Mixta con el Obispado de Mallorca.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias