dictadura lingüística

Ciudadanos, tajante: «La Ley de Educación de Armengol blinda el catalán al 100% en la enseñanza balear»

Denuncia que el Govern plantea un modelo basado en el monolingüismo en esta lengua

Exige un equilibrio entre castellano, catalán e inglés y la libre elección en primera enseñanza

Los secesionistas de Més amenazan a Armengol con tumbar la Ley de Educación si el español es vehicular

Ciudadanos Baleares
Ciudadanos Baleares

Aunque las plataformas independentistas amenacen con llamadas a la movilización si la Ley balear de Educación del Govern de la socialista Francina Armengol considera el castellano como lengua vehicular en la enseñanza, la coordinadora de Ciudadanos en Baleares (Cs), Patricia Guasp, ha despejado dudas y precisado que el nuevo marco legal que el martes votará el Parlament «plantea un modelo basado en el monolingüismo y la inmersión lingüística», en catalán.

Guasp fue tajante al respecto, apuntando directamente al artículo 133 que blinda el monolingüismo en esta lengua. Algo que ya viene aplicándose en la enseñanza balear tras la aprobación del Decreto de Mínimos que impone un 50% de clases en catalán, nunca menos. El resto lo deja en manos de las direcciones de los centros, en su mayoría, vinculadas a sindicatos y entidades del independentismo catalán, alcanzando así el 100% al no fijar un tope máximo. 

La portavoz de Cs Baleares ha afirmado, por ello, que «no se puede pedir un consenso lingüístico» cuando se apoya en esta ley que, al menos, el 50% de las horas lectivas sean en catalán, y se deja en manos de los centros, el tope máximo.

«No estamos de acuerdo en que el modelo lingüístico para los niños y niñas de Baleares sea el monolingüismo que se blinda en esta ley», ha insistido Guasp, lamentando que el Ejecutivo balear de socialistas, independentistas de Més y Podemos no haya querido llegar a ningún consenso.

La número uno de este partido en Baleares ha señalado que Cs siempre ha defendido un modelo plurilingüe, en el que las dos lenguas oficiales de esta comunidad, sean «lenguas vehiculares, y que haya un equilibrio entre la lengua castellana, catalana, y también el inglés como lengua importante y vertebradora,» además de «libre elección de lengua en primera enseñanza».

Nada de ello figura en el proyecto de ley que, gracias a una enmienda de Cs incorpora que el castellano también sea lengua vehicular, «pero el articulo 133, en la práctica, invalida completamente, que sean las dos, lenguas vehiculares», precisó.

«El Govern no quiere cumplir con la jurisprudencia, nos han vetado nuestra enmienda y, por tanto, votaremos en contra de todos los artículos relacionados con el modelo lingüístico».

Para Guasp, este proyecto de ley no garantiza la libertad educativa, ni el derecho de las familias de elegir el centro que desean para sus hijos, tal y como pone la Constitución, y deja «muy abierta toda la regulación correspondiente a la educación concertada».

La portavoz liberal también lamentó que se nieguen a introducir el concepto de demanda social, que se incluiría gracias a las enmiendas que han vetado de Cs. Guasp ha subrayado que el PSIB se pliega al modelo de Podemos, «ese modelo de ingeniería social que decide que los niños deben ir a los colegios de su código postal impidiendo así la igualdad de oportunidades».

En una enmienda Cs eliminaba el criterio de proximidad en cuanto a la escolarización, porque «creemos, que eso perjudica y no garantiza la igualdad de oportunidades, apostamos por una zona escolar única», apostilló.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias