Política municipal

El Ayuntamiento de Palma promete acabar este verano con el 90% de los vertidos y cierres de playas

Finalizan las tareas de excavación del colector interceptor de recogida de aguas pluviales y residuales

La última actuación será la conexión a la red del pozo situado en Avenidas, que concluirá en primavera de 2022

Vertidos incontrolados de aguas fecales contaminan desde hace años el Port de Pollença

Vox acusa al PSOE de querer tapar el vertido de doce horas de aguas fecales en Mallorca

Palma vertidos playas
La tuneladora es extraída tras concluir la excavación del colector de aguas pluviales y residuales.

El Ayuntamiento de Palma promete que este verano acabará con el 90% de los vertidos y cierres de playas, que durante los seis años de la coalición de gobierno de socialistas, Més y populistas de Podemos han sido una constante, cada vez que había precipitaciones en temporada alta. 

El anuncio lo ha hecho público hoy el concejal de Medio Ambiente y presidente de la compañía municipal de limpieza y aguas (Emaya), Ramón Perpinyá, tras una visita a la finalización de las tareas de excavación del colector interceptor de recogida de aguas pluviales y residuales. 

Una infraestructura, que junto al tanque de tormenta permitirá evitar vertidos al mar y el cierre de las playas de Can Pere Antoni y Ciudad Jardín. Ambas infraestructuras estarán listas y operativas este verano, según el Consistorio palmesano. 

Acompañaban a Perpinyá, el alcalde de Palma, José Hila, y el conseller de Medio Ambiente y Territorio, el independentista Miquel Mir, que presenciaron el momento en el que la tuneladora fue extraída del pozo de recepción situado de cerca de la depuradora. 

Para el alcalde, con estas infraestructuras se da «una solución a un problema histórico de nuestra ciudad y esto para nosotros es lo más importante”. Son tres kilómetros de tubería, cuya excavación se ha realizado mediante una tuneladora, que ha avanzado a un ritmo de unos 12 metros por día, durante prácticamente dos años. En concreto, 3,07 kilómetros que separan la depuradora EDAR 2, en el Coll den Rabassa, con el punto de inicio de esta infraestructura en las Avenidas de Palma. 

“Es una obra de ingeniería de las más importantes que se han hecho en la ciudad, que está llegando a su fin, podemos estar muy contentos porque este verano ya se evitará el 90% de los cierres de las playas de Ciudad Jardín y Can Pere Antoni”, reiteró el primer edil.

La construcción del colector y del depósito de tormenta tiene como finalidad recoger, conducir y almacenar aguas residuales y pluviales, para depurarlas y evitar vertidos en la Bahía de Palma en caso de lluvias.  Las obras tienen un presupuesto global de más de 27 millones de euros y su financiación corre a cargo de la Conselleria de Medio Ambiente a través del canon de saneamiento. El proyecto inicial se modificó ligeramente para adaptarlo a la nueva depuradora que se construirá con cargo al Ministerio de Transición Ecológica.

Una vez completada la excavación, los trabajos del colector se centrarán en las nuevas arquetas de inspección y mantenimiento ubicadas a lo largo del trazado. La última actuación será la conexión a la red del pozo situado en la avenida de Gabriel Alomar i Villalonga. La finalización está prevista para la primavera de 2022.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias