Contenido Patrocinado por la Junta de Andalucía

La revolución verde de Andalucía será clave en la recuperación económica tras el Covid

Andalucía ha puesto en marcha una revolución verde con una inversión de 1.000 millones de euros destinados a que el PIB de la región crezca al ritmo de un nuevo modelo productivo basado en la lucha contra el cambio climático y la conservación de los espacios naturales y la biodiversidad. Dos aspectos que son fundamentales para crear entornos más habitables y seguros para los ciudadanos y, además, están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de la ONU entre los que destacan los relacionados con el cuidado del planeta.

El Gobierno de Andalucía quiere convertir Andalucía en un referente en la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad porque, entre otros aspectos, confía en un ecosistema económico y social verde para hacer crecer el PIB andaluz tras la pandemia. Una crisis sanitaria que, además, ha dejado en evidencia que la sociedad tiene el compromiso de cuidar de las barreras naturales que nos protegen.

En este sentido, Andalucía apuesta por hacer del medio ambiente una oportunidad de crecimiento basada en el desarrollo sostenible que permitirá generar 20.000 empleos y apuesta, además, por el extraordinario patrimonio natural de la región para lograr una recuperación basada en la sostenibilidad, generar oportunidades de futuro y dejar de herencia a las nuevas generaciones un mundo mejor.

Andalucía usará energías 100% renovables

Tienen el objetivo, entre otros, de que toda la electricidad que consuma la Junta de Andalucía sea 100% limpia. Por ello, detallan, han solicitado proyectos de inversión en plantas renovables que superan los 17.000 millones de euros. Eso sí, explican que este plan requiere de colaboración con el Gobierno de la nación y, según confirman, ya se lo han trasladado. Andalucía quiere impulsar, además, el ‘Sello Verde’ para que todos los proyectos legislativos de la Consejería de Fomento sean sostenibles.

La revolución verde andaluza ha implicado, además, a todos los empleados públicos de la región. De hecho, se ha creado la figura del Comisionado para el Cambio Climático con el fin de dar un impulso a la Oficina Andaluza para el Cambio Climático que tomará medidas de diverso calado.

Por un lado, también se quiere llevar a cabo la conformación de la Comisión Interdepartamental de Cambio Climático y del Consejo Andaluz del Clima, la Ley de Economía Circular, así como el Plan Andaluz de Acción por el Clima, el nuevo Plan Integral de Residuos de Andalucía, la reforestación o la estrategia para adelantar la eliminación del consumo de bolsas de plástico de un solo uso en Andalucía. En materia hídrica con el Pacto por el Agua, se han comprometido, además, a apostar por las infraestructuras y la depuración mediante una inversión de 800 millones de euros hasta el 2022.

El plan de la revolución verde: 1.000 millones entre 2020 y 2021

El plan de revolución verde de Andalucía contempla alrededor de 26 medidas y contará con una inyección económica de 1.000 millones de inversión verde a lo largo de este año y de 2021. Del total del monto, 575 millones de euros estarán destinados para infraestructuras hidráulicas y depuración de aguas, a los que hay que sumar la inversión prevista para ejecutar las 17 actuaciones de abastecimiento en alta recientemente declaradas de interés de la comunidad autónoma y paliar los efectos de la sequía, gracias a la modificación del canon del agua para dar respuesta a las necesidades hídricas de Andalucía

Para llevar a cabo este plan de economía sostenible, Andalucía ha destacado la colaboración público-privada con el fin de acelerar proyectos de especial importancia como, por ejemplo, el desdoble del Túnel de San Silvestre en Huelva declarado de interés general del Estado en la ley del trasvase del Condado aprobada en 2018.

La economía circular, un pilar primordial

Andalucía también apuesta por la economía circular para alcanzar esta revolución sostenible. Por ello, el primer plan de inversión directa ha sido la elaboración de un Plan Integral de Residuos de Andalucía que contempla una inversión de 447,5 millones de euros, a lo largo del nuevo marco de los fondos FEDER (2020-2030), y 153 medidas dirigidas a mejorar la gestión de los desechos en el ámbito municipal y el sector privado.

También ha impulsado algunos planes de choque para, por ejemplo, «potenciar» la instalación de energías renovables, potenciar la caza sostenible e impulsar, además, la colaboración con los ayuntamientos para que elaboren sus planes de cambio climático. Se han destinado también 25,2 millones de euros para reactivar el uso público de los espacios naturales y convertirlos en motor de empleo y oportunidades en las zonas rurales de la comunidad a través de 56 nuevas licitaciones.

En la revolución verde tampoco han olvidado la protección de los grandes espacios naturales de Andalucía, por ello, han llevado a cabo una importante modernización del Infoca gracias con la incorporación de más y mejores medio como los 19 nuevos camiones autobombas, el nuevo Centro Operativo Regional y la localización vía GPS.

En este sentido, y unido a un nuevo modelo de extinción 3.0 para dar respuesta a los incendios vinculados al cambio climático, Andalucía considera la prevención como un elemento clave en la protección del medio ambiente, con trabajos previstos en 58.000 hectáreas en dos años que harán posible la generación de 1.300 empleos verdes en zonas rurales de Andalucía.

Señala, además, que la protección del Parque de Doñana está, además, por encima de cualquier iniciativa y, por ello, Andalucía ha hecho una inversión de 17,5 millones este año para salvaguardar el espacio, un 30% más que en el ejercicio anterior.

Lo último en España

Últimas noticias