Podemos aprovecha la crisis para castigar a la empresa privada y exigir políticas comunistas en Andalucía

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno. Foto: EFE

La confluencia de Podemos e Izquierda Unida está exigiendo en Andalucía que no se paguen los servicios municipales a las empresas privadas, en una nueva criminalización del sector privado por parte de la formación que lidera a nivel nacional Pablo Iglesias, que quiere aprovechar la crisis del coronavirus para instaurar políticas comunistas así como para atacar a la empresa privada, pese a que es la que está haciendo posible la guerra contra el coronavirus.

Así, la confluencia Podemos-IU ha pedido al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada que evalúe las concesiones de servicios municipales vigentes con empresas privadas para no pagar por servicios no prestados, considerando que, con la publicación Real Decreto para hacer frente al impacto económico y social del covid-19, «han quedado automáticamente suspendidos aquellos contratos cuya ejecución se haga imposible», en virtud de las medidas incluidas en la declaración del estado de alarma.

«Debe primar la defensa de los intereses de la ciudad y de los granadinos y debemos tener claro que habrá una disminución notable de ingresos municipales y un aumento de determinados gastos relacionados con la protección social de las familias», ha argumentado el portavoz de Podemos-IU, Antonio Cambril, en una nota de prensa.

Cambril asegura que la crisis del covid-19 no ha sido originada por el Ayuntamiento de Granada, por lo que «no debe asumir todos los costes ni garantizar los enormes beneficios (¿?) de las empresas contratadas».

Es consciente de que los contratos más costosos, los de la recogida de basuras y el transporte público, con Inagra y Rober, son «imposibles de suspender», por lo que Podemos-IU plantea que sean «analizados de forma concreta» para adoptar las decisiones apropiadas que supongan los «menores costes posibles» para el Ayuntamiento.

Lo último en España

Últimas noticias