Concejal de Santa Fe, tras el terremoto: «Fue una película de terror, los vecinos durmieron en sus coches»

Ver vídeo

Santa Fe (Granada), ha sido epicentro de tres terremotos por encima de los cuatro grados de magnitud en menos de una semana: 4,4 el pasado sábado, 4,5 este martes y 4,3 este jueves.

El municipio cuenta con daños en algunos de los edificio más emblemáticos de su casco histórico, así como en numerosas viviendas de construcción más reciente. Además, calles cortadas, zonas acotadas y portales acordonados señalan los puntos afectados por desprendimientos.

OKDIARIO Andalucía ha visitado la localidad para comprobar de primera mano los desperfectos. El concejal de Comunicación, Turismo y Educación del Ayuntamiento de Santa Fe (PSOE), Carlos Marcos Martín, describe la noche del pasado martes como una «película de terror»: «Muchos vecinos durmieron en sus coches, la gente tenía miedo».

El Ayuntamiento puso a disposición de los santaferinos  varios espacios públicos abiertos: el complejo deportivo, el campo de fútbol, el polideportivo municipal, parques y jardines. «Zonas amplias y seguras para que la gente pudiera pasar la noche», señala Marcos. «Nos juntamos más de 300 vehículos, la gente hacía hogueras para protegerse del frío», recuerda.

Daños y desperfectos

A pesar de que la Vega de Granada es una zona propicia a terremotos, los vecinos no recuerdan seísmos similares en décadas: «Desde 1979 no se recuerda un enjambre sísmico tal, es decir, una serie de seísmos en cadena como estos. Los vecinos que lo vivieron nos dicen que no eran tan seguidos». El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha registrado desde el sábado casi 500 terremotos en el entorno de las localidades vecinas de Atarfe y Santa Fe, más de un centenar de ellos sólo en las últimas 24 horas.

Marcos recalca que «los expertos nos dicen que tenemos que estar tranquilos, que esto es una zona sísmica y que es algo normal, pero para los que no lo hemos vivido antes no se nos hace normal. El ruido se te queda marcado», apunta, y «mantener la calma se hace difícil». Algunos vecinos sufrieron ataques de ansiedad pero no hubo que lamentar daños personales.

Respecto a los desperfectos en el pueblo, Marcos indica que los técnicos «nos dicen que no son daños estructurales sino daños más bien superficiales, pero es alarmante»: «Cornisas de casas, grietas en los muros, fachadas que se han desprendido… Incluso chimeneas de construcciones más recientes». Respecto al patrimonio monumental de Santa Fe, «algunas yeserías que ornamentan la Iglesia parroquial de La Encarnación se han desprendido y el templo está ahora cerrada al público», detalla el concejal. La Puerta de Loja, monumentos religiosos y algunos de los históricos arcos santaferinos también se han visto afectados.

Algunas de las viviendas del casco histórico, en «estado de abandono» y cuyo mantenimiento «no es el adecuado», han sido las más golpeadas por los temblores. Marcos señala a OKDIARIO Andalucía que los desperfectos ocasionados «todavía no están presupuestados», ya que «aún se están recogiendo datos de todos los vecinos, pero esperamos poder responder a través de los seguros del consorcio y ayudar a la ciudadanía a sufragar sus desperfectos».

Oficina de atención al ciudadano

El Ayuntamiento de Santa Fe ha puesto en marcha un protocolo en respuesta a los seísmos que incluye una oficina de atención al ciudadano, abierta el pasado sábado y reforzada este martes, con tres técnicos del ayuntamiento a disposición de los vecinos.

Preguntado por la actuación de la Junta de Andalucía al respecto, el concejal socialista reconoce que el Gobierno autonómico «se puso en contacto con el consistorio, así como el consistorio con ellos, y nuestro alcalde y los demás concejales de la corporación han mantenido alguna reunión y conversaciones telefónicas para intentar mediar y echar una mano en lo que sea posible. También desde la diputación de Granada se han puesto a nuestra disposición».

Los expertos han trasladado al Ayuntamiento de Santa Fe un «mensaje de tranquilidad»: «Por las dimensiones de las fallas -apenas 20 kilómetros- no debería de haber seísmos mucho mayores que los que estamos sufriendo estos días, pero no sabemos si esto va a durar unos días o unas semanas más, hay cosas que no se pueden predecir», lamenta el concejal santaferino, que reconoce que en el pueblo se viven días de «intranquilidad» y de «momentos desagradables».

«Los vecinos corrían y salían despavoridos ante el temor de que pudiera haber algún derrumbe de algún edificio», recuerda el concejal, que subraya que «sabemos la teoría de que hay que mantener la calma, pero es muy difícil».

El toque de queda se ha visto suavizado estos días imperado por los fenómenos sísmicos. Marcos apunta que «es entendible que estamos en una situación de alarma, en una pandemia, pero claro, que no nos digan que a las 22:00 horas no se puede salir de casa cuando estamos sufriendo esta situación».

Lo último en España

Últimas noticias