'BOLIVIAGATE'

OKDIARIO localiza al ministro de Evo Morales al que investiga Bolivia por los pagos a Podemos

Carlos Romero ha sido ministro de Evo Morales durante más de diez años. Primero de Autonomías, luego de Presidencia y finalmente de Interior. Por su enorme responsabilidad en el Estado Plurinacional de Bolivia, tuvo relación con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, que viajaban de manera reiterada a la ciudad de La Paz para reunirse con altos cargos de la narcodictadura boliviana.

Según el actual Ministerio del Interior en coordinación con la Fiscalía, Romero fue junto con Juan Ramón Quintana el cabecilla de los pagos a los líderes de Podemos que investiga el Fiscal General del Estado Juan Lanchipa, y por la que se ha pedido a España que dirigentes podemitas como Pablo Iglesias o Juan Carlos Monedero acudan a declarar como testigos. Después de una ardua investigación, OKDIARIO ha localizado en exclusiva a Carlos Romero.

El hombre fuerte de Evo Morales llevaba escondido en un apartamento del centro de La Paz desde que fue destituido como ministro. La última vez que salió fue el pasado 27 de diciembre, hace doce días. Casualmente, esta fecha coincide con el día que los agentes españoles trataron de acceder a la residencia diplomática de México. Desde entonces no había vuelto a salir a la calle. Hasta que esta mañana, a las 8:20 horas ha tomado un taxi en dirección a un chalet ubicado en La Florida, la zona sur de la capital, sin saber que este periódico había logrado localizarlo y lo estaba siguiendo.

El taxi ha transportado a Romero, investigado como posible financiador de Pablo Iglesias, durante un trayecto que apenas ha durado 20 minutos. Su destino fue un chalet de la calle 20 del barrio de Calacoto. Allí ha permanecido cuatro horas en su interior. A las 12:45 horas ha salido y de nuevo ha vuelto a coger otro taxi para regresar al apartamento donde se esconde. OKDIARIO continuaba siguiéndolo.

OKDIARIO localiza al ministro de Evo Morales al que investiga Bolivia por los pagos a Podemos
Carlos Romero, investigado por fianaciar a Podemos, durante su trayecto de ida y vuelta en dos taxis.

Al llegar al apartamento, justo cuando ha descendido del vehículo, este periódico lo ha abordado antes de que entrara al portal de la vivienda y le ha preguntado: “¿Cuánto dinero le ha pagado a Pablo Iglesias y a Podemos el gobierno de Evo Morales?”, “¿Por qué le han adjudicado varios millones a una asesoría vinculada a Juan Carlos Monedero?”, “¿En cuántas ocasiones se ha reunido usted con Pablo Iglesias?”. Ante estos interrogantes Romero ha dicho: “No te lo voy a contar. No conozco nada”.

La vida de Romero hasta que OKDIARIO lo ha localizado rozaba la clandestina ante el temor de llamar la atención y ser detenido. Cada mañana a primera hora, antes del 27 de diciembre, acudía en taxi a la residencia de la Embajada de Argentina en La Paz de la calle Macario Pinilla, muy próxima al apartamento donde se esconde. Allí pasaba varias horas, reunido con altos cargos diplomáticos argentinos. Incluso, en alguna ocasión llegó a dormir en las dependencias de la Embajada.

Un lujoso apartamento

OKDIARIO ha localizado el apartamento donde Romero llevaba oculto casi dos semanas hasta hoy. Se trata de un edificio ubicado en la calle Villegas de La Paz, en la adinerada zona de Sopocachi. Este céntrico barrio alberga los rascacielos de las empresas más importantes de Bolivia.

Carlos Moreno en el momento en que OKDIARIO lo ha abordado antes de que entrara a su apartamento.
Carlos Moreno en el momento en que OKDIARIO lo ha abordado antes de que entrara a su apartamento.

Allí se oculta desde que cayó el gobierno de Evo Morales, en una calle cortada, sin salida. En el interior de la vivienda, de fabulosas calidades, reside junto a dos familiares. La finca donde se encuentra el piso cuenta con varias cámaras de seguridad, portero físico y doble puerta de acceso al portal. La vivienda en donde se esconde Carlos Romero tiene 130 metros cuadrados repartidos en cuatro dormitorios, tres baños, un amplio hall, una cocina y un comedor.

Investigado por la Policía

Desde que Evo Morales huyera de Bolivia tras haber sido denunciado por fraude electoral, todos sus ministros han ido desapareciendo del país. Los hombres fuerte de Morales son Carlos Romero, guardián de los secretos del masismo que hoy ha localizado OKDIARIO, y Juan Ramón Quintana, que se encuentra asilado en la residencia de la Embajada de México.

La Policía de Bolivia está investigando Romero junto con Juan Ramón Quintana por haber realizado varios pagos a los líderes de Podemos. También está siendo investigado por su implicación en un posible delito de omisión al deber de socorro en 2016 tras el asesinato de su viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, que fue secuestrado por un colectivo de mineros con los que éste se reunía para amainar sus reivindicaciones laborales.

Durante el secuestro, Illanes llamó a Romero y éste no ordenó reaccionar a la Policía para tratar de salvarle la vida. Finalmente, su número fue asesinado y la autopsia reveló que fue duramente golpeado después de ser torturado físicamente durante siete horas. Por estos hechos y otras investigaciones que están en curso, la Policía boliviana está a la espera de recibir un orden de aprensión para proceder a su inmediata detención y su posterior entrada en prisión.

Lo último en Investigación

Últimas noticias