El paisaje casi marciano de las Bardenas Reales y el Citröen SUV C3 Aircross: un contraste maravilloso

El Citröen SUV C3 Aircross, con sus curvas, contrastan con el paisaje casi marciano de las Bardenas Reales de Navarra.
El Citröen SUV C3 Aircross, con sus curvas, contrastan con el paisaje casi marciano de las Bardenas Reales de Navarra.
  • Mariana Costa

Entre un campo de trigo navarro y el Parque Natural de las Bardenas Reales se encuentra un paraíso de tranquilidad bautizado como Hotel Aire de Bardenas. Este remanso de paz ubicado en un paraje sin igual, quizás lo que más se acerca sea la orografía de Marte, fue el lugar escogido por Citröen para una de las muchas experiencias que organizan a lo largo del año.

El diseño es el protagonista de la experiencia. Las formas cuadradas, casi espaciales, del hotel contrastan con el paisaje agrícola que se vislumbra por las ventanas generando una sensación de evasión total. Los numerosos premios de arquitectura e interiorismo que ha recibido Aire de Bardenas avalan esta experiencia tan placentera para los sentidos.

Hotel Aire de Bardenas, en Navarra.
Hotel Aire de Bardenas, en Navarra.

La primera jornada de la experiencia Citröen transcurrió sobre todo en la piscina, aunque también hubo tiempo para la presentación del que iba a ser nuestro compañero de viaje: el SUV C3 Aircross. Se trata de un coche con un estilo "free" que casa muy bien con esa mezcolanza entre diseño de última generación y paisajes marcianos que ofrece el hotel. Antes de la retirada a descansar, en las preciosas "habitaciones cubo", pudimos disfrutar de una cena basada en la gastronomía navarra más tradicional en el restaurante del hotel Aire de Bardenas. Al día siguiente esperaban una serie de experiencias pensadas para potenciar los sentidos.

Montados en los distintos SUV C3 Aircross, visitamos las Bardenas Reales. Ese parque natural cuyos suelos de arcilla, yesos y areniscas lo han convertido en el escenario natural de westerns históricos del cine más internacional. Los paisajes de este paraje natural navarro, creados por la acción natural de la erosión del agua y del viento, ofrecen una visión semidesértica con figuras caprichosas en diferentes gamas cromáticas que, cuanto menos, son carne de Instagram.

El Citröen SUV C3 Aircross, con sus curvas, contrastan con el paisaje casi marciano de las Bardenas Reales de Navarra.
El Citröen SUV C3 Aircross, con sus curvas, contrastan con el paisaje casi marciano de las Bardenas Reales de Navarra.

La finalidad de esta visita era demostrar que, aunque la zona es accidentada, el SUV C3 Aircros puede dominar eso y más. Gracias a su Grip Control, el vehículo Citröen puede adaptarse a todo tipo de terrenos. Con una conducción intuitiva y fácilmente manejable hasta para los conductores menos experimentados. La altura del SUV c3 Aircross, junto con su confort y seguridad convierten a este Citröen en garantía de buena experiencia.

Para poner el broche de oro a la experiencia: un copioso almuerzo en el Restaurante 33 de Tudela, donde los chefs demuestran el amor que se tiene en esta región de España por las verduras locales mediante modernas y exquisitas recetas.

Temas

Lo último en Viajes

Últimas noticias