Twitter

El robot de cocina de Lidl que se vende por 359,90 euros se agota en 5 minutos causando indignación en Twitter

Cientos de personas que esperaban desde primera hora de la mañana para hacerse con un robot de cocina de Lidl han regresado a casa con las manos vacías.

El robot de cocina de Lidl que se vende por 359,90 euros se agota en 5 minutos causando indignación en Twitter
El robot de cocina de Lidl que se vende por 359,90 euros se agota en 5 minutos causando indignación en Twitter

Twitter es el reflejo de esta sociedad que vive una de las peores crisis de la historia. A pocas semanas de la Navidad, el consumismo no se detiene y menos cuando se trata de uno de los objetos más deseados del momento, el robot de cocina de Lidl. Su precio, 359,90 euros que promete convertir a todo el que lo usa en chef profesional no ha detenido a los cientos de personas que esperaban desde antes de la salida del sol a las puertas de este conocido supermercado. Las imágenes se han convertido en virales, pero lo que ha pasado después ha convertido a Lidl en tendencia por una mala estrategia de ventas.

Se agota en 5 minutos el robot de cocina de Lidl causando una oleada de críticas en Twitter

Lidl ha anunciado por todo lo alto el regreso de uno de sus productos estrella, el robot de cocina. Ante la llegada de este elemento a las tiendas, cientos de personas se han preparado a consciencia para conseguir hacerse con este preciado elemento. Comunidades de vecinos de todo el país se han organizado, enviando al más fuerte de sus vecinos a por él. Pedirse fiesta para poder ir a por el robot del Lidl o dejar a los niños con los abuelos para ir en pareja a por él, se ha convertido en una realidad.

Aunque su precio, los 359,90 euros puede parecer caro para un objeto que cocina de la misma forma que podría hacerlo una persona, se ha agotado a la velocidad de la luz. Los comentarios no se han hecho esperar en las redes sociales que apuntan a una mala estrategia realizada por Lidl. Repartir solo unas pocas unidades en cada una de las tiendas ha sorprendido a los clientes que ilusionados han visto como algunas personas llenaban el carrito de robots de cocina para toda la comunidad o ganarse un dinero revendiéndolo en plataformas de segunda mano.

El robot de cocina más querido se ha marchado de la misma forma que llegó, por todo lo alto y generando una oleada de comentarios negativos relacionados con Lidl. La ilusión es lo último que se pierde y muchas de estas personas estarán convencidas que podrán conseguirlo la próxima vez, este objeto de deseo, pese a las críticas, siempre es un éxito de ventas.

Lidl cosecha críticas en Twitter por la forma de vender su famoso robot de cocina

Algunos de los comentarios de los clientes enfadados aportan un poco de luz sobre lo que ha pasado hoy ante la llegada a las tiendas del robot de cocina de Lidl. Un usuario relataba lo sucedido: “Me ha pasado igual. He encargado una Un familiar que tiene un Lidl cerca. 15 unidades en una población de 12000 habitantes. La gente desde las seis de la mañana en la puerta. Pues los 15 primeros se la han llevado. Mal por Lidl. Y además trabajadores llevándoselas por encargo.”

Madrugar o tener contactos dentro del Lidl ha ayudado a los afortunados que tienen en su casa el famoso robot. Algunos tienen muy claro qué ha fallado: “No hagáis el ridículo como yo de madrugar un sábado para comprar el robot de cocina de LIDL. A las 6 de la mañana ya estaban vendidas las 32 unidades que tenían en Badalona.” Parece que en el reparto por tiendas no se ha tenido en cuenta el número de habitantes de esta población. Siguiendo estos comentarios, los que viven en zonas menos pobladas han tenido mejor suerte.

Hacerse con este famoso robot es el sueño de muchas personas que habrán visto en este día la última oportunidad para conseguirlo unos días antes de Navidad. Poder preparar exquisitos platos saludables fácilmente sin esfuerzo, estará solo al alcance de unos pocos. El hecho es que vender este objeto a unos días de estas fiestas ha sido una buena estrategia comercial. Lo que no ha sido positivo es hacerlo de la manera que lo han hecho. La conclusión es clara según los usuarios de Twitter: “Una vergüenza, Lidl. ¿De verdad, 20 o 25 por tienda? Bochornoso. Habéis tenido la publicidad, a ver si también soportáis la publicidad negativa de vuestros clientes cabreados”.

Los que se han quedado sin robot han sido la mayoría, Lidl además de tener que seguir luchando con Thermomix acusados de plagio, deberá ahora lidiar con clientes enfadados. Lo que ha sucedido hoy puede haber acabado con la buena fama de la cadena de supermercados. Una forma de vender su producto estrella que ha acabado generando más críticas de las que ya tenían. El robot se ha agotado casi antes de venderse y lo ha hecho de una forma que ha acabado con la paciencia de sus cientos de seguidores que hacían cola en la puerta del Lidl esperando ser alguno de los afortunados de lo que ha sido más un sorteo que no una venta.

Lo último en Tendencias

Últimas noticias