Empresas

Lidl se enfrenta a una indemnización de casi 7 millones por el juicio de plagio de Thermomix

Un importante juicio económico ha enfrentado en Barcelona a Vorwerk, el propietario de Thermomix, y Lidl, para quien el éxito de su robot de cocina Monsieur Cuisine puede salir muy caro si el juez accede a que compense a Thermomix con el 10% de sus ventas, ya que en España ha colocado 190.000 unidades hasta ahora.

El robot de cocina de Lidl, Monsieur Cuisine, con el que le acusan de haber plagiado a Thermomix, de Vorwerk
El robot de cocina de Lidl, Monsieur Cuisine, con el que le acusan de haber plagiado a Thermomix, de Vorwerk

Durante los pasados días se ha celebrado en Barcelona un importante juicio económico que enfrenta a dos gigantes alemanes: Vorwerk, el fabricante de la conocida Thermomix que lleva décadas en millones de cocinas de todo el mundo, y Lidl, los supermercados que forman parte del grupo de distribución alimentaria más grande de Europa y cada vez con más fuerza en España. Los inventores de la Thermomix quieren que Lidl pague por una supuesta infracción o plagio de su patente española ES 2 301 589 de la patente Europea EP 1 269 898, y quieren que Lidl les compense con un 10% de todas las ventas del robot de cocina en España.

Sin embargo, la indemnización a la que tendría que hacer frente Lidl si pierde el juicio, no sería de enormes cantidades para un grupo como el alemán: un máximo de 6,8 millones de euros atendiendo a sus números y según los cálculos que ha hecho OKDIARIO en base a los datos de cifras de ventas que la propia Lidl ha hecho públicas en sucesivos comunicados de prensa.

Por poner estos datos en contexto, solamente en 2018, Lidl ganó 171 millones de euros, por lo que si debe de compensar a Vorwerk con el 10% de las ventas del robot de cocina que ha declarado en España, no será una cantidad que apenas haga cosquillas a la multinacional de Neckarsulm, en el estado federado de Baden-Wurttemberg. El Grupo Schwarz al que pertenece y del que es el principal baluarte vendió productos por 104.000 millones de euros en 2019.

Junto con España, donde se ha celebrado el juicio ahora, Vorwerk también ha tomado medidas legales contra Lidl en otros países por su robot de cocina, y el Tribunal de Gran Instancia de París aceptó el año pasado una investigación sobre propiedad intelectual referida exactamente a este caso.

190.000 unidades

Según los datos recopilados por este periódico y enviados por Lidl en los últimos tres años, la empresa alemana habría vendido 190.000 unidades de Monsieur Cuisine desde que empezó a comercializar este producto en España. Con un precio de 359 euros IVA incluido en el caso de la mayoría de las unidades -modelo Monsieur Cuisine Connect-, sus ventas con IVA habrían llegado de este modo a un máximo de 68,21 millones de euros por este robot de cocina fabricado por Silvercrest. Hay que tener en cuenta que una parte de los robots colocados en el mercados corresponden al modelo Monsieur Cuisine Plus, con precio de 199 euros.

Decenas de miles

El 27 de mayo de 2019 Lidl anunciaba mediante una nota de prensa que volvía a poner en sus tiendas decenas de miles de unidades de Monsieur Cuisine y que en «en junio del pasado 2018 se agotó la totalidad de las unidades puestas a la venta durante su primera mañana de ventas (sic)». En esa misma nota los alemanes ya daban una cifra: desde su llegada al mercado hace cinco años en sus versiones básica y Plus, Moinsieur Cuisine habría vendido hasta entonces «casi 100.000 unidades». En noviembre en una nueva nota de prensa hablaba de 120.000 unidades.

En 2020 llegó la pandemia, pero eso no impidió a Lidl seguir comercializando su famoso robot de cocina con características similares a Thermomix pero tres veces más barato, según anunciaban en sus propias publicidades. Siempre según sus datos, entre finales de junio y principios de julio de este año Lidl facturó otras 70.000 Monsieur Cuisine a 359 euros: «Lidl ha liquidado más de 40.000 unidades de su exitoso robot de cocina en tan solo 72 horas en su canal online y comercializará más de 30.000 unidades adicionales a partir del sábado 4 de julio en los 600 establecimientos Lidl de España», aseguraba un comunicado de la empresa cuya sede para España está en Montcada i Reixac (Barcelona).

Pero además, en seguida superará los 200.000 robots de cocina vendidos, siempre según sus datos, ya que este viernes anunció que el próximo 28 de noviembre pondrá en marcha una nueva tanda de unidades. Lo hizo cuando todavía no hay sentencia sobre su litigio con Vorwerk, en lo que se ha interpretado como una provocación de Lidl a sus rivales alemanes y en cualquier caso una muestra de que no hay nada que temer en términos legales con dicha comercialización.

No hubo cautelares

Aunque se desconoce el sentido de la sentencia que está redactando el juez mercantil, puede verse por las medidas anteriores en un auto del año 2019 que el juez no se cree que Monsieur Cuisine sea una copia de Thermomix tan clara que fuera preciso impedir su distribución de forma cautelar. Durante las jornadas del juicio, en la semana del 11 de noviembre, los representantes y peritos de ambas partes discutieron sobre aspectos técnicos relativos a las cuchillas del aparato, y desde Lidl se citó que hay otros robots de cocina de otras marcas, como Philips o Braun, con características similares que hacen que el aparato de Vorwerk no fuera único, según ‘El País’.

Lidl ya se ha enfrentado anteriormente a otros litigios por patentes con importantes empresas del sector en Europa, de la que Thermomix es tan solo una más. Ya hace más de 12 años fue condenado en Francia por infringir un símbolo en una de las ropas de deporte de Decathlon. De nuevo, en este caso la multa era muy pequeña para Lidl: 85.000 euros.

Este periódico ha contactado con fuentes oficiales de Lidl y de Vorwerk, que no han aportado información adicional.

Lo último en Economía

Últimas noticias