MADRID

Así son los ‘Petazetaz’: de publicitar bebidas energéticas a violar y drogar a menores

Una de sus últimas publicaciones en las redes incluían un mensaje premonitorio: "Si lo haces, lo pagas"

Petazetaz, influencers, menores
Los influencers 'Petazetaz'.

Auge y caída del dúo de influencers de los petazetaz: de publicitar bebidas energéticas a prisión provisional bajo la acusación de presuntamente drogar y violar a sus seguidoras menores de edad. Ivancete y Hernycool se presentaban como «un dúo muy peculiar» y en una de sus últimas publicaciones en las redes incluían un mensaje premonitorio: «Cuando comí, comimos todos. Cuando perdí, perdí solo. Si lo haces, lo pagas».

Estos «creadores de vídeos», así se definían en la plataforma Instagram, no se caracterizaban por la calidad de sus contenidos. Aunque en esa aplicación, el perfil de Petazetaz cuenta con más de 42.000 seguidores, por separado no llegaban ni a 10.000.

También se intentaban hacer un hueco en otra red popular como TikTok. Allí se presentaban como @teamcoco o @newteamcoco. Este último perfil contaba con más de 30.000 seguidores. Estos dos jóvenes, a los que no se conoce otro oficio, se dedicaban a publicitar bebidas energéticas. Sus vídeos, muchos de ellos con menores en el escenario de una peluquería, se nutrían de entrevistas a esos niños u otros jóvenes y de chistes de dudosa calidad.

Bajo el epígrafe de #humorparahombres, los dos «creadores» volcaban en las redes una serie de vídeos de humor, bromas, reflexiones personales al volante de un costoso Audi y hasta comentarios de cocina en su piso de Vallecas en Madrid, el mismo que fue registrado por la Policía. El golpe definitivo a su menguante carrera como influencers. 

«Cambié, pero no me disgusta» publicaban en noviembre en sus redes. Estos influencers orientados a un público de menores de edad siguieron publicando, cada vez con menos seguidores, hasta diciembre. Entonces la Policía Nacional ya les investigaba y terminaron deteniéndoles el pasado mes de enero.

Drogaban a las menores

Según los investigadores de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los dos influencers aprovechaban su popularidad en redes sociales para captar a chicas que se sentían atraídas por su fama. Después, siempre según la Policía, llevaban a las jóvenes al domicilio de uno de ellos, y realizaban juegos con sustancias estupefacientes hasta que conseguían anular su voluntad.

Utilizaban sus dispositivos móviles y cámaras de seguridad instaladas en el domicilio para grabar las agresiones sexuales. La investigación comenzó el pasado mes de diciembre tras recibir una denuncia en la que se informaba de que en un domicilio del barrio de Villa de Vallecas podrían estar abusando sexualmente de menores.

Cuatro posibles víctimas

La denuncia apuntaba a que los supuestos autores podían ser dos varones que contaban con un número muy importante de seguidores en varios canales de diferentes plataformas digitales. Tras las pesquisas llevadas a cabo, se logró la identificación de cuatro posibles víctimas, todas ellas menores de edad.

Las víctimas manifestaron que accedían al domicilio de uno de los investigados atraídas por su fama en redes sociales. Una vez dentro, ambos comenzaban a consumir diferentes sustancias estupefacientes y se las ofrecían a ellas para que también las consumieran.

Agresión sexual grabada

Cuando las menores se encontraban bajo los efectos de las drogas, supuestamente los miembros de Petazetaz aprovechaban para agredirlas y grabar los encuentros sexuales, todo ello, sin que fueran conscientes de lo que les sucedía.

Finalmente, el pasado 24 de enero la Policía estableció un dispositivo de localización, que culminó con la detención de estos dos varones. Uno de ellos fue arrestado como presunto autor de dos delitos de agresión sexual, un delito de violaciónexhibicionismopornografía infantil y cinco delitos contra la salud pública.

Al segundo detenido se le imputa un delito de agresión sexual. En el momento de acceso a la vivienda para efectuar el correspondiente registro, los agentes encontraron a otra menor que también había sido víctima de estos hechos.

Además, se localizaron numerosos dispositivos electrónicos de almacenamiento, diferentes cantidades de sustancias estupefacientes y dos teléfonos móviles. Tras su paso a disposición judicial se decretó el inmediato ingreso en prisión para uno de ellos. El segundo está en libertad acusado de una agresión sexual.

Lo último en Sucesos

Últimas noticias