Gabriel Cruz

Investigan la relación de la asesina de Gabriel con la muerte de una niña a la que cuidaba en Burgos

Ana Julia Quezada
La presunta asesina, Ana Julia Quezada, con el padre de Gabriel (Foto: Efe)
Comentar

La Policía investiga la relación de Ana Julia Quezada, detenida este domingo como presunta autora material de la muerte del pequeño Gabriel Cruz en Níjar, hijo de su novio, con la muerte de una niña de cuatro años que ella cuidaba en Burgos que cayó desde la ventana de un piso.

Según las informaciones a las que ha tenido acceso OK DIARIO, la mujer, que a la vez trabajaba de carnicera en la ciudad burgalesa, cuidaba una niña de cuatro años que falleció cayendo por un balcón y cuya muerte fue considerada accidental.

Fuentes presenciales de lo sucedido entonces aseguran que les pareció extraña la muerte de la menor. Aunque algunas voces apuntan a que la mujer, que tenía los cuidados de ella, no estaba en el piso en el momento de lo sucedido, nadie quitó la sospecha sobre ella excepto la policía, que dejó la muerte como accidental.

La ahora detenida llegó a Burgos procedente de su país natal, la República Dominicana. Allí estuvo residiendo con quien entonces era su pareja hasta que los dos se desplazaron en 2014 a la localidad de Las Negras, en Níjar. Actualmente reside en la capital burgalesa una hija de la presunta asesina de Gabriel Cruz.

Tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil investigan ahora la estancia de esta mujer en Burgos por si pudiera aportar algún dato que ayude a esclarecer los hechos o, incluso, si estuvo relacionada con algún otro suceso ocurrido en esta ciudad.

El cadáver de Gabriel Cruz, que desapareció el 27 de febrero en Las Hortichuelas (Níjar, Almería), fue encontrado en la mañana del domingo por las fuerzas de seguridad en el maletero del coche de Quezada, quien ha sido detenida en la localidad de Vícar durante un amplio operativo policial.

Vecinos de Las Hortichuelas han asegurado que comenzaron a sospechar de ella cuando, el pasado sábado 3 de marzo, Quezada afirmó haber encontrado una camiseta interior de color blanco del menor cuando caminaba junto al padre del desaparecido. Esa camiseta contenía restos de ADN del niño y se encontró totalmente seca en un lugar donde los días anteriores había llovido.

Con el hallazgo del cadáver, la detención de Quezada y su traslado a la Comandancia de Almería se ha puesto fin a trece jornadas de angustiosa búsqueda de Gabriel, en la que según los datos de la Delegación del Gobierno en Andalucía trabajaron 1.487 profesionales y 2.574 voluntarios.

Últimas noticias