Un octogenario adicto al bingo detenido por matar y robar a una anciana de Fuenlabrada

El 22 de mayo alguien acabó brutalmente con la vida de Mercedes, una anciana de 84 años vecina de Fuenlabrada. Ahora, un año después, los investigadores han detenido a otro octogenario amigo de la víctima acusado del crimen. La mató para robarle y gastárselo en el bingo.

Se trata de una investigación minuciosa que arrancó el pasado 22 de mayo cuando un vecino encontró la puerta abierta del domicilio de la víctima. El testigo entró en la casa y se topó con el cadáver de la anciana en un charco de sangre. Mercedes había sido golpeada y apuñalada con saña, a su lado un cojín que usó el asesino para sofocar sus gritos.

Los investigadores del grupo VI de homicidios de la Jefatura de Madrid no tardaron en sospechar del entorno de la víctima. Aunque Mercedes era una persona confiada tenían claro que fue ella quien abrió la puerta de su casa a su asesino. La víctima conocía a su ejecutor y la policía averiguó que éste conocía que ella guardaba dinero y joyas en su vivienda.

Partiendo de esos datos los investigadores pusieron cerco y vigilaron los movimientos del entorno de Mercedes y pronto averiguaron que la misma tarde del crimen un conocido de la víctima se había gastado una considerable cantidad de dinero en el bingo que ambos frecuentaban.

La sorpresa llegó cuando vieron que se trataba de otro octogenario y que además cuadraba con las circunstancias en que se produjo el crimen. Los investigadores averiguaron que el asesino de Mercedes no era un hombre fuerte ni joven ya que ella a pesar de su delicado estado de salud ella consiguió defenderse como probaban los cortes que recibió en las manos durante la lucha. La policía además constató otro dato espeluznante, el asesino había torturado a la anciana pinchándole en repetidas ocasiones para que confesara dónde guardaba el dinero y las joyas.

Según consta en las investigaciones el octogenario la asesinó para robarle 7.000 euros y joyas.

De hecho durante el registro y detención del presunto asesino, cuyas imágenes les mostramos en OKDIARIO acompañando a esta noticia, la policía encontró los joyeros de la víctima y pudo determinar que desde horas después del crimen el presunto autor se había gastado grandes cantidades de dinero en el bingo. Los vestigios recogidos en la escena del crimen también le señalaban. Una vez puesto a disposición judicial el juzgado decretó prisión provisional para el presunto homicida.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias