Dos menores detenidos por el asesinato a puñaladas de un joven en San Sebastián de los Reyes

La Policía Nacional desarticula la mayor organización dedicada al narcotráfico de cocaína en Sevilla
Policía Nacional

Los especialistas del grupo VI de homicidios vuelven a resolver un crimen en la región, ésta vez el cruel asesinato de un joven de 20 años en el municipio madrileño de San Sebastián de los Reyes el pasado 7 de noviembre. La hipótesis de los investigadores es que presuntamente se trató de un ajuste de cuentas por asuntos de drogas.

Tomás P. acudió en su patinete eléctrico a la cita con su presuntos asesinos la tarde del pasado 7 de noviembre en el callejón de la calle Oviedo de la localidad madrileña. Le engañaron, la víctima creía que iba a resolver un asunto con sólo una persona pero al menos le esperaba otra más y armados con cuchillos. Tomás no tuvo opción, lo mataron allí mismo de tres puñaladas certeras en la axila y el cuello. Herido de muerte el joven de 20 años consiguió arrastrarse hasta la avenida principal de la Independencia y gritar pidiendo auxilio antes de desplomarse junto a unos contenedores de reciclaje. Un vecino acudió a la llamada y avisó a los servicios de emergencia que lograron estabilizarle y trasladarle aún con vida al Hospital de La Paz donde falleció horas después.

Ahora, menos de dos semanas desde que aconteció el crimen, los especialistas de homicidios han detenido a dos menores de edad acusados del crimen. La investigación, sin descartar otras teorías, arrancó con la hipótesis de que podría tratarse de un crimen relacionado con el tráfico de drogas ya que Tomás tenía varios antecedentes relacionados con éste asunto. En concreto los policías descubrieron que Tomás contaba con más de un centenar de detenciones previas por varios delitos.

Sin embargo la pista principal estaba en el teléfono móvil de la víctima. Tomás acudió a la cita con la muerte sin la cartera, las llaves y el teléfono móvil. El aparato se quedó en casa en poder de su pareja que rápidamente lo revisó y colaboró de forma activa con los agentes para la resolución del crimen. En el móvil de Tomás se encontraban los mensajes de la cita con una sola persona, a la hora del crimen sobre las 19:00 horas y en el lugar de los hechos. Una pista muy valiosa para los investigadores que más tarde han conseguido reunir los indicios suficientes para pasar a disposición de la fiscalía a los presuntos culpables. En un principio, y a la espera de nuevas diligencias que se desprendan de la investigación judicial, el “crimen del patinete” como se conoce el asesinato de Tomás P. quedaría esclarecido.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias