Crisis del coronavirus

Brutal persecución en estado de alarma: se salta un control y termina chocando contra un peaje en Galicia

Motoristas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han detenido a dos personas de 23 y 37 años, conductor y acompañante, por saltarse uno de los controles de seguimiento del estado de alarma y protagonizar una persecución temeraria por las autopistas gallegas.

Los hechos tuvieron lugar en la AG-57 sentido Vigo cuando los motoristas de la Guardia Civil dieron el alto al vehículo en el que circulaban dos personas violando la prohibición del real decreto para combatir el coronavirus. El conductor lejos de detenerse inició una fuga a gran velocidad hasta la primera salida de la autopista donde chocó contra un patrulla que intentaba detenerle sin éxito, tras la colisión se incorporó de nuevo a la autopista esta vez en sentido Bayona por la que recorrió varios kilómetros a toda velocidad intentando embestir a las motocicletas de los guardias que le perseguían. Finalmente, como confirman estas imágenes publicadas por OKDIARIO, el coche terminó chocando contra los elementos de señalización del peaje de Bayona.

Tras detener al conductor y al acompañante por saltarse el estado de alarma, los guardias comprobaron además que estaba reclamado por la Justicia y tenía una orden de detención, el vehículo no tenía seguro ni había pasado la ITV.

Estos detenidos son sólo dos de los 926 arrestados desde que comenzó a aplicarse el estado de alarma en España, desde entonces las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han multado a 102.000 personas fruto de los cientos de miles de identificaciones y controles que se llevan a cabo a diario en todos los rincones de España. Y aunque la absoluta mayoría según fuentes policiales da ejemplo con su comportamiento todavía hay insolidarios y delincuentes que prefieren enfrentarse a las multas de 600 euros e incluso reincidir hasta llegar a los 60.000 euros de sanción.

Es el caso de una octogenaria detenida en Villafranca ( Navarra ) que circulaba por la calle sin justificación y portando drogas. La anciana alegó que le estaba guardando el “speed” a su nieta. Multada por infringir el estado de alarma, la policía foral la sancionó también por tenencia de drogas tras descubrir varios gramos de “Speed” en poder de la anciana, a lo que esta respondió insultando a los policías de forma obscena animándoles a registrarle también en sus partes íntimas por lo que fue multada por tercera vez.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias