Crimen de Meco

La Audiencia ratifica la prisión para el asesino de Meco mientras insisten en que hay más cómplices

La Audiencia ratifica la prisión para el asesino de Meco mientras insisten en que hay más cómplices
Víctor Sánchez, abogado de la familia de Miriam Vallejo. (Ep)

Sergio S. seguirá en prisión provisional acusado del asesinato de la joven Miriam Vallejo porque “los indicios incriminatorios en su contra son claros y patentes”.

Así lo explica el auto de la Audiencia Provincial al que ha tenido acceso OKDIARIO. Los jueces respaldan la investigación de la Guardia Civil y además justifican la prolongación de la cárcel por el elevado riesgo de fuga que ven en el imputado.

Sergio lleva poco más de un mes en prisión provisional desde que los especialistas de homicidios de la Guardia Civil de Madrid le detuvieron por el presunto asesinato Miriam Vallejo en la localidad de Meco el pasado mes de enero.

Esta es la segunda vez que solicita que lo dejen en libertad, y primero el juzgado que instruye y ahora la Audiencia Provincial le han negado la libertad dando la razón a la familia de la víctima. “Sería precipitado dejar en libertad a Sergio cuando todavía no ha terminado la investigación y tenemos firmes sospechas de que no actuó en solitario”, afirma Vicente Sánchez, el abogado que representa a la familia de Miriam.

La joven compartía chalet con Sergio y su novia Celia cuando recibió cerca de 90 puñaladas de al menos dos cuchillos diferentes mientras paseaba los perros cerca de su domicilio. “No parece lógico que una sola persona tenga la fuerza y el empeño suficiente para dar semejante número de puñaladas y al parecer con armas diferentes.

Además "un testigo escuchó a Miriam gritar “¡dejadme, soltadme!” en plural… a falta de conocer todos los datos de la investigación, a día de hoy estamos firmemente convencidos de que hay más cómplices del asesinato y están en el círculo más próximo de Sergio”, apunta con prudencia el letrado Vicente Sánchez.

Los perros de Miriam no ladraron durante el asalto, y se cree que esto fue porque conocían al asesino o asesinos. Los indicios principales contra el hasta ahora único acusado son la presencia de ADN en la ropa del crimen y en su coche. Su coartada se cae, aseguró que estaba jugando a la videoconsola pero los análisis han demostrado que durante los diez minutos del crimen el aparato estaba encendido pero no registró actividad alguna. Además, varios testigos le vieron con arañazos y heridas en las manos y el rostro durante el velatorio de Miriam.

Sin embargo, del análisis de las comunicaciones de Sergio se extraen datos que extienden la sospecha de que no actuó solo y recibió ayuda de alguien de su entorno más cercano. Una persona que además ha incurrido en contradicciones durante sus declaraciones ante la Guardia Civil.

Por si fuera poco y contra todo pronóstico, la defensa del propio Sergio comparte gran parte de las sospechas de la acusación. Creen que Sergio no es el autor del crimen como ha repetido en todas sus declaraciones, y que o desconoce quién cometió el crimen o quizá estaría encubriendo al verdadero autor o autora del asesinato. La defensa incluso espera nuevas detenciones en breve relacionadas con el caso.

Lo que sí está claro es que tanto para el juez como para el fiscal hay pruebas contundentes contra Sergio que se conocerán cuando se levante el secreto de sumario que pende sobre el caso.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias