Ana Julia se declara inocente: "Tapé la boca a Gabriel para que se callara, no quería hacerle daño"

La acusada únicamente responderá a las preguntas del ministerio fiscal y las de su defensa, ejercida por el abogado del turno de oficio Esteban Hernández Thiel.

Ana Julia Quezada, la única acusada del crimen del pequeño Gabriel Cruz, asesinado en Rodalquilar (Almería) el 27 de febrero de 2018, se ha declarado "inocente" en el arranque de su declaración. Pese a eso, Ana Julia ha reconocido "haber dado muerte" al hijo de su pareja sentimental, en respuesta a Elena Fernández, representante del ministerio fiscal. Este martes, ya que el lunes no hubo tiempo, es el turno de su declaración, justo antes de que sean los padres y la abuela del niño quienes declaren como testigos.

"Simplemente le tapé la boca, no quería hacerle daño al niño, quería que se callara", le puso la "mano derecha en la boca y en la nariz, no recuerdo en la nuca o dónde", afirmando que estaba "muy nerviosa".

No recuerda si ejerció una fuerza "desproporcionada" o si se echó encima del niño: "Le tapé la boca y la nariz con la mano, de lo demás no me acuerdo, cuando lo dejé, ya no respiraba".

"Utilicé las dos manos, la derecha seguro en su boca, la izquierda no lo sé, en la nuca, en la frente, fueron momentos muy rápidos, estaba muy nerviosa", ha dicho la acusada por delitos de asesinato y lesiones psíquicas a los padres del menor.

La acusada ha explicado que "la relación de los padres del menor era buena" hasta el punto de que "los martes por la tarde" ella recogía a Gabriel en el colegio y posteriormente "su padre se lo llevaba a su madre". Ana Julia dice que su relación con el pequeño, al que conoció a la semana de entablar relación con Ángel Cruz en la Nochevieja del 2017, también "era buena".

Pese a esa buena relación que Ana Julia ha asegurado que mantenía con Gabriel, la acusada ha señalado que en alguna ocasión el niño le decía "qué nariz tan fea tienes". Unas palabras que ha indicado que se las tomaba "a risa". La fiscal le ha respondido que "he estado en casi todas sus declaraciones y nunca le había escuchado decir eso".

Y es que Ana Julia Quezada ha mantenido varias versiones en el año y medio que lleva encausada por la muerte de Gabriel Cruz. Las versiones dadas ante la Guardia Civil, el juez de guardia, durante los registros y hoy en el juzgado han ido variado de forma sustancial, como bien ha recordado la fiscal durante su interrogatorio.

Con ojos llorosos, Ana Julia Quezada, ha anunciado al inicio de su declaración que rechazaba responder a la acusación ejercida por la familia del niño. La acusada únicamente responderá a las preguntas del ministerio fiscal y a las de su defensa, ejercida por el abogado del turno de oficio Esteban Hernández Thiel.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias

. . . . . . . . .