Juicio de Ana Julia Quezada

Acusación, fiscalía y defensa del ‘caso Gabriel’ apelan a la "neutralidad" del jurado popular

Vídeo: ATLAS

El primer día del juicio por el crimen de Gabriel Cruz ha finalizado sin escuchar a la única acusada, Ana Julia Quezada. La Audiencia Provincial de Almería preveía su declaración este lunes, pero la dilatación en la constitución del jurado popular y los turnos de la acusación, la fiscalía y la defensa, ha retrasado el interrogatorio a Ana Julia hasta este martes, cuando está prevista la declaración de los padres y la abuela.

Todos los actores que han intervenido hoy, lo han hecho para pedir "neutralidad" a los nueve miembros del jurado popular. Alguna de las partes considera "que están contaminados" por lo que, tras advertirles de la dureza de algunas de las pruebas que tendrán que ver, esperan que dictaminen el veredicto con la máxima profesionalidad.

La acusación ejercida por la familia, en boca del su abogado Francisco Torres, ha asegurado este lunes que "no cabe tanta maldad de hacer tanto daño a un niño" mientras "ahora viene con la tesis del accidente". Durante su relato, al que en varias ocasiones Ana Julia ha negado con la cabeza, Torres ha afirmado que "la acusada echó su cuerpo encima" del menor y dice tener "la seguridad de que lo quiso descuartizar, aunque no lo podemos demostrar". Respecto a las pruebas, el abogado de la acusación sostiene que "jamás he visto escenas de tanta maldad".

También ha acusado a Ana Julia con dureza la representante del ministerio fiscal, Elena Fernández. Asegura que "Gabriel Cruz no tuvo posibilidad alguna de salir con vida de aquella finca" en "un exceso" de ensañamiento y "absoluto desprecio al estado emocional de estos padres". Lamenta la "versión falsaria" que aporta ahora su defensa y asegura que, como fiscal, no tiene duda alguna "que cometió asesinato y delito de lesiones contra sus padres".

"Un accidente"

El letrado de la acusada, Esteban Hernández Thiel, ha pedido a los miembros del jurado "que se haga justicia, no venganza". El penalista defiende la tesis que Ana Julia acabó con la vida de Gabriel "por accidente" y que la invitación al niño y su abuela para ir a la finca de Rodalquilar confirma que "no hay premeditación". Además, Hernández Thiel, rechaza el delito de lesiones psíquicas contra los padres al considerar que la pena por un delito de homicidio ya incluye el resarcimiento por este caso.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias

. . . . . . . . .