Seseña

La víctima de la presunta violación de Seseña admite tres días después que se inventó la agresión

Sant Antoni-Ibiza-Guardia Civil
Un agente de la Guardia Civil de servicio.
Comentar

Ocurrió el pasado lunes

La descripción genérica y sin detalles que la víctima hizo del agresor de Seseña (Toledo) no cuadraba con los testimonios habituales de las víctimas de agresiones sexuales, pero fue el resultado de las dos exploraciones forenses que se le practicaron días después las que precipitaron que la presunta víctima terminara por aclarar que no existió tal violación, según fuentes judiciales.

Tras recibir la denuncia el pasado lunes, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil impulsó la investigación de la supuesta agresión sin embargo el primer examen forense de la víctima que se le practicó en el hospital de referencia no detectó signos evidentes de agresión sexual. Unos días después, un segundo examen corroboró los resultados del primero y fue en ese momento cuando la presunta víctima menor de edad reunió fuerzas para aclarar que en realidad no había sufrido ninguna agresión sexual desmintiendo su propia denuncia interpuesta tres días antes.

El caso que había desatado cierta alarma entre los vecinos de la localidad toledana de Seseña arrancó el día 14 de este mes cuando la menor denunció ante la Guardia Civil que a primera hora de la mañana un desconocido la había abordado camino del centro escolar y tras arrastrarla a un descampado consumó la violación. La presunta víctima llegó a contar que al finalizar la agresión el hombre le dijo “has tenido suerte porque no te has resistido”.

Ahora, según fuentes judiciales, el asunto está aclarado y los vecinos de Seseña han vuelto a recuperar la tranquilidad, aunque es preciso recordar que según datos del Consejo General del Poder Judicial las denuncias falsas de violencia contra las mujeres apenan representan el 0,05 % del total de denuncias por estos delitos.

Últimas noticias