Sociedad

United Airlines expulsa de un avión a una pareja porque “no estaban en sus asientos correctos”

La pareja que fue expulsada de un avión de United Airlines.

La compañía United Airlines vuelve al centro de la polémica por una nueva expulsión de pasajeros en uno de sus aviones. En esta ocasión se trata de una pareja de Utah que se dirigía a Costa Rica para casarse. La compañía asegura que estas personas no estaban sentadas en sus asientos correspondientes.

Este incidente ha ocurrido apenas una semana después del incidente en el que un pasajero fue arrastrado por la fuerza por el personal de seguridad y expulsado del avión por ‘overbooking’, ante la mirada atónita y los gritos de indignación del resto de pasajeros.

La pareja, junto con sus amigos, volaba desde Salt Lake City y tenía una escala en el aeropuerto Internacional George Bush. Los prometidos fueron los últimos en subir al avión. El viajero Michael Hohl aseguró que él y su prometida estaban en otros asientos porque un viajero se había quedado dormido en sus asientos 24 B y C.

La pareja se vio obligada a tomar otros asientos que se encontraban vacíos después de comprobar que otro pasajero dormía en los suyos. Además que el avión no iba a su plena capacidad, por lo que no vieron inconveniente alguno en ocuparlos.

“Pensamos que no era un gran problema, no es como si estuviéramos intentando saltar a un asiento de primera clase. Estábamos simplemente en unas filas de la clase económica más adelante de nuestro asiento en los asientos 21 B y C”, explicó Hohl.

En un Boeing 737-800 como el que estaba la pareja, United considera la fila 21 ‘economy plus’, por lo cual estaban ocupando un nivel superior en sus billetes.

A pesar de las explicaciones al oficial, éste terminó sacando a los dos novios y la empresa les reprogramó el viaje para este domingo ofreciendo a la pareja una estancia con descuento en un hotel para pasar esa noche. La boda en Costa Rica está programada para este jueves.

Expulsados del vuelo

La aerolínea explicó que la pareja habría exigido ser reubicada en asientos más caros sin pagar de más y que, a pesar de que se les explicó que no era posible, los novios insistieron en su petición. Y fue entonces cuando fue necesaria la presencia del oficial federal.

“Dijeron que estábamos siendo peligrosos para el resto del vuelo, para la seguridad de los otros clientes”, dijo Hohl. Por su parte United Airlines afirma que en realidad intentaron sentarse en un asiento mejorado “repetidamente” y que “no seguieron las instrucciones de la tripulación”.

Este incidente se suma a la lista de los registrados en la aerolínea en las últimas semanas. El pasado domingo un pasajero que viajaba de Houston a Calgari denunció que un escorpión le cayó en la cabeza desde uno de los compartimentos superiores de la cabina y le pico en un dedo mientras cenaba tranquilamente.

Últimas noticias