6 síntomas para saber si eres diabético

Agua - Diabetes
agua

Hace unos días se celebraba el Día Mundial de la diabetes, una enfermedad que sufre casi la mitad de la población mayor de 65 años y que cada vez aparece con más frecuencia entre los jóvenes. No se trata de un problema que nos provoque dolor, pero que cuando se manifiesta es preciso tratarla para que no nos complique más la salud. A continuación te damos 6 síntomas para saber si eres diabético.

1-Sed y ganas de orinar

Cuando tienes sed a todas horas y no consigues calmar esta sensación por mucho que bebas, no es porque hayas comido algo salado. Puede ser por la excesiva glucosa en sangre. Cuando la insulina no circula por el torrente sanguíneo, el azúcar no pasará a los músculos, que es donde debe estar, porque se quedará en arterias y venas.

Se orina mucho porque hay mucha glucosa que eliminar, y de ahí que se precise más agua que el cuerpo reclama con la sensación de sed.

2-Fatiga

Las personas que desconocen ser diabéticas pueden fatigarse con más facilidad debido a que la ausencia de insulina impide arrastrar la glucosa al músculo y éste para funcionar quemará azúcar. Si te cansas con bastante facilidad a la hora de practicar cualquier actividad física y además tienes sed ya tienes dos síntomas típicos de la diabetes, por lo que deberías pensar en ir al médico.

3-Comer mucho y adelgazar

Cuando no cuentas con insulina las células no reciben azúcar, que es principal combustible que reclaman cuanto antes y solicitan al cerebro señales para que se lo proporcione. En este caso el cerebro actuará de la forma más sencilla demandando comida y mandando estímulos para que aumenta la sensación de apetito. El diabético que desconoce ser víctima de esta enfermedad quiere comer y comer sin parar. Parece que nunca se sacia y además pierde peso, cuando lo normal es que engordase.

4-Nubes en los ojos

Otra de las señales a tener en cuenta es cuando se nos ponen nubes en los ojos. La demanda de agua de los riñones provocará que el agua que se necesite salga de otros tejidos, y uno de ellos es el cristalino Cuando pierde agua se acaba resintiendo y la visión un tanto borrosa le estará avisando.

5-Heridas que tardan en curar

Cuando hay mucha azúcar en el torrente sanguíneo se retrasa de forma importante la cicatrización de las heridas. Es otro aviso importante a valorar. Aunque a ciencia cierta se desconoce el motivo concreto de esto, se piensa que el exceso de azúcar influye en el proceso de curación y una sangre dulce puede ser un perfecto aliado para las bacterias. Consulta con tu médico cuando tengas en el pie o en los dedos una herida que tarde en cerrarse.

6-Piernas dormidas

En entumecimiento o el hormigueo de las extremidades inferiores es otro síntoma. Las terminaciones nerviosas acaban por dormirse debido a la gran cantidad de azúcar en sangre. Esto se debe a que es en los pies donde se acaba concentrando la sangre, a donde llega muy rápido.

Lo último en Salud