23 de Mayo, Día Mundial del Melanoma

La mayor parte de los casos de cáncer de piel pueden prevenirse

Los resultados de un sondeo que ha llevado a cabo la Academia Europea de Dermatología y Venereología (EADV) muestran que 1.71% de los adultos europeos padecen cáncer de piel, lo que equivale a más de 7 millones de personas

La mayor parte de los casos de cáncer de piel pueden prevenirse
Una adecuada revisión permite identificar posibles lesiones malignas.

El simposio de primavera de la EADV ha sido el marco para presentar un nuevo informe de la sociedad científica, que indica que el cáncer de piel afecta a más de 7 millones de personas, a pesar de tratarse de «la forma de cáncer que mejor se puede prevenir, puesto que en la mayoría de los casos la causa es el daño que provocan los rayos ultravioleta del sol», indica la organización.

El informe, que se basa en un sondeo, muestra además que el principal motivo de consulta con los dermatólogos es la revisión de manchas o alteraciones «sospechosas» en la piel. Más de la quinta parte de las citas solicitadas con los especialistas (22,3%) se debían a la preocupación de los pacientes por este tipo de alteración o lesiones.

Los expertos de la EADV han elaborado este informa a partir de la información proporcionada por 44.689 personas de 27 países. En él indican que es necesario ampliar la educación sobre el cáncer de piel en el continente para ayudar a la población a adoptar conductas más seguras para la salud de su piel.

Entre los entrevistados había un 0,6% de pacientes con diagnóstico de melanoma, la forma más grave de cáncer cutáneo. Otras formas, más extendidas, son el carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas, las formas de cáncer cutáneo que están aumentando de forma más rápida. Se espera que su incidencia (el número de nuevos casos en un periodo de tiempo) crezca en un 40% hasta 2040.

Para Marie-Aleth Richard, de la junta directiva de la EADV, el informe «demuestra la necesidad de actuar para prevenir el cáncer de piel, que tiene buen pronóstico cuando se detecta a tiempo, pero que la sociedad percibe como una enfermedad seria que puede poner en peligro la vida2. Para conocer mejor el cáncer de piel, esta experta indica que hay que poner en marcha iniciativas educativas y de divulgación, además de intervenciones que estén basadas en la evidencia científica, dentro del Plan Europeo para la Lucha contra el Cáncer.

El plan se puso en marcha en 2021, con un nuevo enfoque para la prevención, el tratamiento y los cuidados del cáncer a través de una visión integradora de salud «en todas las políticas y con la participación de un amplio abanico de partes interesadas». Propone diez iniciativas y múltiples medidas para hacer frente a todas las etapas de la enfermedad, desde la prevención hasta la calidad de vida de los pacientes y supervivientes de cáncer.

Casi la mitad de los participantes en el sondeo (46%) que declararon tener cáncer de piel indicaron que se sentían «entre moderada y extremadamente» angustiados y deprimidos por las cicatrices de las cirugías, el temor a la muerte o la preocupación por las posibles metástasis y el impacto de estos factores en su calidad de vida.

Cerca de la mitad de ellos afirmaba que el cáncer ha tenido un impacto negativo en su vida personal, y 3 de cada 5 atribuyen a la enfermedad problemas en su desempeño profesional. Entre otros motivos, hablan de cambios en los horarios y otros elementos que alteraban su vida laboral, pero muchos (22,6%) se referían a que la enfermedad les había hecho perder oportunidades en su trabajo y la mayoría (31,3%) declararon haber rechazado una oferta laboral por este motivo.

Medidas preventivas

Evitar la exposición excesiva a radiación UV podría reducir el riesgo de cáncer de piel. Es importante recordar que las lámparas solares y las cámaras de bronceado también emiten radiación UV. Usar protector solar y evitar la exposición al sol en periodos prolongados son las principales recomendaciones de la Asociación Española Contra el Cáncer.
En general, indican que hay que evitar la exposición solar y la aparición de quemaduras, particularmente en los primeros años de vida. Asimismo, debe usarse protector solar (aplicado de forma abundante y cuidadosa antes y durante la exposición al sol), evitar sobre todo las horas centrales del día (entre las 12 y las 4 de la tarde), usar barreras (sombreros, camisas, gafas…) y no usar aparatos de bronceado.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias