Hábitos

Madrugar: consejos que nos ayudan a hacerlo

No es tarea fácil, pero con determinados actos podemos aprender a madrugar. Aquí algunos consejos para hacerlo.

Es básico que sin descanso siempre cuesta más levantarse antes.
coMadrugar: consejos que nos ayudan a hacerlo

Cuando el despertador suena, sea la hora que sea, es un mundo. Lo pararíamos y seguiríamos durmiendo. Pero hay personas que se levantan rápido y felices. Y les gusta madrugar.

No es tarea fácil, pero con determinados actos podemos aprender a madrugar. Aquí algunos consejos para hacerlo.

Ir a dormir antes

Es básico que sin descanso siempre cuesta más levantarse antes. Por tanto, una regla es ir a la cama lo antes posible para que podamos dormir las 8 horas recomendadas por los profesionales. Si descansamos lo que nos toca, será un placer madrugar.

Levantarse siempre a la misma hora

Si un día nos levantamos a las 7 pero otro a las 9, el cuerpo nunca se acostumbrará a madrugar. Necesitamos unos hábitos y rutinas con el fin de seguir unas horas establecidas y ello se consigue siempre que nos levantemos más o menos a la misma hora. El cerebro y el cuerpo se acostumbran. No tenemos que seguir esta regla durante el fin de semana. Así en festivo podemos descansar  mucho más.

Fijarse tareas que entregar a esa hora

Madrugar no costará (o sí) tanto si a esa hora debemos hacer tareas imprescindibles e importantes durante el día. Tenemos ya el chip de que debemos hacerlo, y si se hace a primera hora, además ganamos espacio para dedicarlo a otros momentos de ocio.

Planificar el día antes

Si nos levantamos con todo por planificar es un lío. La mejor manera que tener la mente más clara, y por tanto, levantarnos antes es planificar todo lo que vamos hacer ese día durante la noche o tarde anterior.

Mentes despiertas y creativas con luz

Cada persona es distinta, hay quienes son nocturnos y explotan un sinfín de ideas pasada la medianoche. Pero otros necesitan luz para ver con claridad. Por tanto, a primera hora de la mañana es cuando vemos mejor y creamos para dar impulso a nuestro trabajo mucho antes. Y todo lo que hagamos, ya estará hecho. Es decir, no habrá tareas acumuladas durante el día.

Un desayuno completo

Todo sabe mejor con un buen desayuno. Si vamos a dormir antes es porque habremos cenado pronto. Y al madrugar nuestro cuerpo ya pide buena nutrición. Nada mejor que un buen desayuno para afrontar un madrugón especial y rico.

Lo último en Salud

Últimas noticias