Hábitos

La importancia de respirar por la nariz y cómo hacerlo correctamente

respirar por la nariz
Hay una serie de razones por las que respirar por la nariz resulta tan importante.

Aunque pueda parecer algo lógico, respirar por la nariz es fundamental.

Aunque pueda parecer algo lógico, respirar por la nariz es fundamental. Se trata de algo totalmente involuntario, aunque en ocasiones se puede sustituir por respiraciones por la boca, sobre todo en aquellas situaciones en las que hay un nivel de estrés o ansiedad alto. En este tipo de situaciones no es posible realizar las funciones normales de la respiración nasal, lo que puede dar lugar a diferentes trastornos de salud si se repite de forma continuada en el tiempo. Por esto vemos cuál es la importancia de respirar por la nariz.

Limpiamos el aire del sistema respiratorio

Hay una serie de razones por las que respirar por la nariz resulta tan importante. Por un lado, es el único modo de limpiar el aire que se introduce en el sistema respiratorio, de modo que se reduce el riesgo de sufrir infecciones respiratorias y otras enfermedades.

Algo especialmente importante en invierno, cuando las defensas están más bajas. Por otro lado, el aire que ingresa en el aparato respiratorio se calienta de forma previa, minimizando así el frío. Y, por último, de este modo, se humedece el aire ante de entrar en los pulmones. De no ser así, podría secarse en la zona de la mucosa que recubre el aparato respiratorio.

Es habitual que con diferentes enfermedades, como la gripe o el resfriado, en las que aparece congestión nasal, sea más complicado respirar por la nariz. Además, aparecen determinados síntomas, como dificultad respiratoria, picor y malestar en la garganta. A pesar de no ser enfermedades de carácter grave, sí resultan molestas para quienes las padecen.

¿Cómo respirar por la nariz?

Para respirar bien, lo mejor es coger el aire por la nariz, calentándolo y humidificándolo, y soltarlo por la boca. Son muchas las personas que tienden a coger el aire por la boca, aumentando así el riesgo de que se inflamen las vías respiratorias y se desarrollen infecciones.

Además, para cuidar el aparato respiratorio es importante no fumar, además de llevar un estilo de vida saludable: hacer ejercicio físico, seguir una dieta equilibrada, tratar de forma precoz cualquier tipo de trastorno respiratorio, etc. Por lo general, la actividad física ayuda a mejorar la condición respiratoria, así como el esfuerzo.

Determinadas disciplinas, como el yoga o el tai-chi, en las que la respiración es fundamental, mejoran de manera notable la técnica respiratoria. Son de gran ayuda para que la respiración pase de ser algo mecánico a consciente.

 

Temas

Últimas noticias