Nueva organización

Fundación Grünenthal renueva su orientación estratégica para adaptarse a las personas que sufren dolor

La institución persigue una mayor apertura a la sociedad e implicar no solo a los profesionales de la salud y científicos, sino también a pacientes, periodistas, gestores y representantes públicos y especialistas en otras áreas

Se integran en el Patronato la doctora Dolors Navarro y Paloma Casado y el periodista Jaume Segalés.
Se integran en el Patronato la doctora Dolors Navarro y Paloma Casado y el periodista Jaume Segalés.

Desde el nacimiento de la Fundación Grünenthal, hace ya algo más de 20 años, ha cambiado mucho el contexto sanitario, social y político en el que desarrolla su actividad. Es por ello que la Fundación Grünenthal ha renovado su orientación estratégica para adaptarse mejor a la realidad y proseguir con su trabajo en beneficio de las personas que sufren dolor. Este nuevo prisma estratégico viene acompañado de una renovación en su patronato y en sus órganos asesores, informa EP.

Dentro de la nueva composición del patronato, Ana Martins, directora general de Grünenthal, ostenta el cargo de presidenta de la Fundación y la acompañan, como patronos internos, Ana Esquivias, directora Médico de Grünenthal; Rosa Moreno, directora de Recursos Humanos de Grünenthal; y Javier Martínez, director de Relaciones Institucionales de Grünenthal. Juan Quintana, director de Asuntos Gubernamentales, Pacientes y Comunicación de Grünenthal es, asimismo, director de la Fundación.

El nuevo patronato estará integrado también por personas con una larga trayectoria dentro del Sistema Nacional de Salud, como son el Dr. Juan Pérez Cajaraville, especialista en Anestesiología y director de la Unidad de Tratamiento del Dolor de HM Hospitales, quien ocupará la función de patrón especializado en práctica clínica; la Dra. Dolors Navarro, directora de Experiencia del Paciente en el Hospital Sant Joan de Déu, será la patrono orientada a los pacientes, mientras que Paloma Casado, responsable de Humanización en el Hospital Universitario Clínico San Carlos, accede al patronato para aportar la visión de la importancia de la humanización en el abordaje del dolor. Por otra parte, Jaume Segalés, periodista con más de 25 años de experiencia en emisoras de radio como Onda Cero y actualmente en Capital Radio, entra en el patronato como representante del mundo de la comunicación.

La multidisciplinariedad de este patronato otorgarán a esta Fundación una renovada visión y acercará aún más su trabajo a esta evolución a la que hemos asistido del paciente, la sociedad y la ciencia y por ello, mira al futuro con un nuevo prisma que le permita adaptarse a esta realidad y seguir trabajando y apoyando aquellas iniciativas que, como ella, busquen el beneficio de las personas que sufren dolor hoy, mañana y siempre.

Además, la Fundación cuenta con un Comité Asesor compuesto por el Dr. Jordi Miró, catedrático de Psicología de la Salud en la Universitat Rovira i Virgili; la Dra. María Madariaga, especialista en anestesiología, reanimación y terapia del dolor en la unidad de dolor del HM Torrelodones; el periodista José Manuel González Huesa, director de Servimedia; y el economista Álvaro Hidalgo, Profesor de Teoría Económica en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

Como patronos honoríficos, la Fundación Grünenthal cuenta con el Dr. Alfredo Carrato, jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal; el Dr. Clemente Muriel, director de la Cátedra Extraordinaria del Dolor Fundación Grunenthal-Universidad de Salamanca, y el Dr. Alfonso Moreno, quien ha sido Catedrático de Farmacología y jefe de servicio de Farmacología Clínica en el Hospital Clínico San Carlos y ha presidido el Consejo Nacional de Especialidades Médicas por más de 20 años. Asimismo, El Prof. Juan Antonio Micó será patrono honorífico a título póstumo.

Cariñoso recuerdo al profesor Juan Antonio Micó

Cada uno de los proyectos de la Fundación en estos 20 años es fruto del esfuerzo de muchas personas e instituciones, en particular de su patronato, cuyos miembros han trabajado con entrega y compromiso todos estos años. Por ello, es necesario y justo agradecer su magnífica labor.

En este punto, desde la Fundación Grünenthal se quiere hacer una mención especial al profesor Juan Antonio Micó, patrono de la Fundación Grünenthal, catedrático de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cádiz y expresidente de la Sociedad Española del Dolor, cuyo fallecimiento a finales del pasado año sorprendía a la comunidad científica. El profesor Micó siempre permanecerá en la memoria de la Fundación por su infatigable lucha contra el dolor y por su enorme calidad humana.

Nueva orientación estratégica

Durante sus más de dos décadas de trayectoria, la Fundación Grünenthal ha asistido a una gran evolución en el abordaje del dolor en España y en su entorno europeo. A lo largo de este periodo se han puesto en marcha estrategias nacionales y autonómicas para mejorar el tratamiento de las personas que sufren dolor crónico, optimizar la gestión de los recursos que requieren y humanizar la atención que reciben. Es por ello que la Institución entra ahora en una segunda fase, con objetivos más ambiciosos, que busca llevar un paso más allá el compromiso que mantiene con los pacientes.

«El futuro de la Fundación pasa necesariamente por una mayor apertura a la sociedad, por implicar de forma activa y orgánica, no solo de los profesionales de la salud y de los científicos, sino también de los pacientes, periodistas, políticos, gestores públicos y especialistas en otras ramas de la ciencia», ha explicado Ana Martins, directora general de Grünenthal y presidenta de la Fundación, quien ha incidido en la idea de que de esta manera la Institución seguirá contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las personas que sufren dolor crónico y sus familiares.

«El papel de la sociedad y del paciente ha cambiado. Actualmente hay una mayor preocupación por la salud, un mayor empoderamiento del paciente y sus asociaciones, además de un aumento sustancial en la esperanza de vida. Por otra parte, se ha consolidado la era de la digitalización, con mayor profesionalización, más datos y mayor número de canales de comunicación», ha añadido Martins.

En opinión de la presidenta, el trabajo de sensibilización que ha desplegado la Fundación a lo largo de estos años, junto con otros agentes e instituciones implicados en este campo, ha funcionado y, en consecuencia, ha contribuido a generar una mayor concienciación sobre el grave impacto que tiene el dolor crónico en quien lo padece y su entorno. Los cambios en el contexto y en las expectativas de los pacientes y sus familiares implican retos, pero también oportunidades. Es por ello que se hace necesaria una nueva orientación estratégica y multidisciplinar que permita adaptarse a los nuevos enfoques en el tratamiento del dolor.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias